La seca anticipa un "boom" de maíz tardío: cuáles son las asginaturas pendientes en el manejo de este cultivo

Para la nueva campaña gruesa se espera que un 70% del maíz se siembre en fechas tardías

Por
La seca anticipa un "boom" de maíz tardío: cuáles son las asginaturas pendientes en el manejo de este cultivo
06deOctubrede2022a las10:28

En el predio de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) de Ezeiza, Brevant realiza el Congres de Maíz Tardío, que se comenzó a hacer en 2016 ante la mayor adopción de este planteo por parte de los productores.

Congreso de maíz tardío 2022

"Fuimos creciendo en la información que se generaba, buscamos de qué manera lograr que el cultivo (maíz tardío) sea mejor", destacó durante la apertura Hugo Minnucci, gerente de Semillas Cono Sur de Brevant

De 2015 a la actualidad, el área de maíz creció un 80% en Argentina. En toneladas, esto significó un aumento del 54% en la cosecha, que llegó hasta los 52 millones de toneladas aún en años Niña, con restricciones hídricas. Todo este crecimiento generó que el Producto Bruto de la cadena maicera se duplique hasta los US$ 17.400 millones.

Bajo este marco, el maíz tardío tuvo un gran protagonismo, ya que se duplicó su participación en los planteos. Lo que antes era un 70-30% de maíz temprano-maíz tardío pasó a un 40-60% y se espera que la campaña 2022/23 alcance un 70% de participación del tardío en los planteos de maíz.

"Muchos productores que no pudieron sembrar maíz por falta de humedad ahora dicen 'tengo la opción del tardío', algo que hace 10 años era impensado", destacó Minnucci. "Esa oportunidad la hicimos todos juntos, eso es lo importante de formar equipos. Es lo que hemos logrado con el maíz, logramos la mejora colectiva", remarcó.

A su turno, María Elena Otegui, docente de la Facultad de Agronomía de la UBA e investigadora del Conicet, destacó: "Cada vez más tenemos más precisión con los pronósticos, esta campaña habrá un boom de maíz tardío, con una intención. Aumenta en un año triple Niña, que impacta mucho en los maíces tempranos".

"Esto no significa que haya que dejar de hacer maíz temprano. Hay que mirar más en profundidad el agua del suelo", comentó.

Al mismo tiempo, repasó las "asignaturas pendientes" que existen en el cultivo de maíz tardío:

  • "A medida que atrasamos la fecha de siembra (cuando la siembra pasa de diciembre a enero) vamos empujando la finalización del cultivo más adentro del otoño. Puede implicar que nos corte el llenado una helada, la última campaña fue acusiante. Debemos pensar en usar madurez más corta. Hay oferta de semilleros pero no hay en igual número".
  • "Los maíces tardíos muchas veces no se fertilizan o se fertilizan mal. Hay una paradoja, desde el 2002 les decimos que el maíz tardío está en un mejor escenario de humedad. Están muy confiados de la mineralización, pero muchas veces no alcanza".

En tanto, Yésica Chazarreta, becaria doctoral del Conicet, repasó los estudos que realizan en el INTA Pergamino para determinar el impacto del atraso en la siembra de maíz.

En primer lugar, la investigadora se refirió a la diversificación y usos del cultivo del cultivo de maíz.. Antes la superficie de maíz tardío era cero, y la expansión del cultivo de maíz a zonas "marginales" hizo que tome importancia otros destinos: "Durante la última campaña, el 20% de la superficie cosechada de maíz se destinó a silaje para animales".

Bajo este marco, en el INTA Pergamino compararon los resultados de sembrar maíz en octubre vs diciembre, lo que determinó los siguientes lineamientos:

  • Siembras tempranas: maximizan el índice de cosecha y aceleran el secado de los granos, lo que acorta la duración de la ventana de picado. Menor producción de materia verde.
  • Siembras tardías: no penalizan el peso de los granos. Ubican el secado de los granos en un ambiente desfavorable para la pérdida de humedad. Mayor producción de materia verde para silaje y ventana de picado más extensa.

"El mejor híbrido para grano no necesariamente es el mejor híbrido para silaje. La elección del híbrido debe considerar tanto el ambiente de fecha de siembra como el destino final del cultivo", agregó Chazarreta.

Maíz tardío en Argentina

La Bolsa de Comercio de Rosario repasó recientemente que numerosas áreas advierten que entre el 70 al 75 % del maíz temprano podría pasar a tardío. En el norte de Buenos Aires, con un setiembre récord —o casi récord— de falta de lluvias (0 a 6 mm), no se sembró nada de maíz al 29/9. En General Pinto no se recuerda una situación semejante.

“Las lluvias acumuladas de septiembre es cero (0,8 mm)”. En Colón dicen: “el límite es la primera quincena de octubre, si no llueve diferiremos a tardío y el 25 a 30 % restante a soja de primera”.  En el norte de Cañada de Gómez solo se sembraron lotes puntuales, lotes de alto potencial. Allí, el  avance es del 50% de lo intencionado temprano. Los productores están siendo muy cautos con los cuadros restantes: “Aún en lotes que ha llovido o donde el agua actual de los perfiles permitiría la siembra, se espera otra lluvia para diversificar fechas de siembra”.

De no llover, pasarían el resto a tardío y en algunos casos a soja y guardarían la semilla. En Marcos Juárez están en la misma situación, avanzaron pero solo en la mitad del total de la intención, y aguardan lo que suceda con el clima.

Temas en esta nota

Cargando...