Alarma por la isoca bolillera: recomiendan monitorear ante la fuerte presión en los estadios iniciales de la soja

La sequía y el calor impactan en la planta y generan menos defensas; es importante prestar atención a la plaga

Por
Alarma por la isoca bolillera: recomiendan monitorear ante la fuerte presión en los estadios iniciales de la soja
08deDiciembrede2022a las08:02

La sequía y las altas temperaturas no permiten el normal desarrollo de la planta, ya que crece castigada. Ante este escenario de defensas bajas, es importante prestar atención a la isoca bolillera.

La Red de Manejo Integrado de Plagas (MIP) de la Asociación Argentina de Protección de Cultivos Extensivos (Aappce) alertó la presión de la plaga sobre los estadios iniciales de soja. 

“Las detecciones se originan en el marco de los reportes de monitoreos de soja por parte de los nodos de la red, con diferentes presiones: en las regiones este de Córdoba (riesgo bajo), centro norte de  Buenos Aires (riesgo medio y alto, según localidad), y centro sur de Santa Fe (riego medio), sur de Santa Fe y Oeste de Bs. As. (riesgo bajo a medio), norte de  Buenos Aires (riesgo alto) y sureste de Buenos Aires. (riesgo bajo)”, destacó la asociación.

La red señaló que, si no se monitorea la plaga, la misma podría colonizar un lote. “Se aloja en el brote apical, y queda allí protegida por las hojas no desplegadas por una especie de telaraña que la misma suele tejer”, sostuvo el organismo.

Para un correcto monitoreo se debe recurrir a la observación directa de los brotes de las plantas. Es importante el monitoreo porque la isoca bolillera puede consumir brotes en los estadios vegetativos iniciales, hojas en momentos previos a la floración y también alimentarse de granos en el período reproductivo.

  • Puede atacar durante todo el ciclo del cultivo de soja. Especialmente presenta mayores niveles de daño en etapas vegetativas iniciales como también en etapas reproductivas tempranas.
  • Puede ocasionar pérdidas económicas con bajas densidades poblacionales.
  • Cuando ataca en etapas vegetativas tempranas, ocasiona pérdidas indirectas, relacionadas con la ruptura del brote apical, cambio en la arquitectura de la planta, menor número de nudos productivos y baja inserción de las vainas en la planta.
  • En estas etapas, si el cultivo está estresado, la planta presenta menor capacidad de compensación de daños.
  • En estadios reproductivos tempranos ocasiona pérdidas económicas directas al consumir el grano.

Monitorear

“El monitoreo planificado y sistemático de este tipo de insectos como uno de los pilares fundamentales que tiene la protección profesional en soja y que asesores y productores deberían tener en cuenta”, sostuvo la asociación. Además, el uso de insecticidas debe tener ciertas precauciones: aquellos que cuentan con persistencia solo van a controlar la plaga durante el período en que se aplique y la planta emita brotes nuevos. 

Para los brotes nuevos no van a estar protegidos. Por este motivo, la eficacia del control es muy importante. 

Control

“Hay moléculas como las del grupo de las diamidas (Grupo 28 IRAC) que se imponen, no tanto por la persistencia (atributo muy conocido por ese grupo), sino por la buena eficacia de control en este tipo de plagas cuando ataca estadios vegetativos tempranos y se encuentra protegida en los brotes”, explicó la red. Por otra parte, los insecticidas del grupo de los piretroides (aumentando dosis normales de uso) pueden aportar a la rotación de principios activos.

“Por otro lado, destacan como método de protección al control biotecnológico. La soja, comercialmente conocida como soja INTACTA, mantiene buenos niveles de control. Es por esto, según explican, que sigue siendo necesario proteger esta tecnología con buenas prácticas agrícolas”, concluyó la asociación.

Temas en esta nota

Cargando...