El frigorífico que resurgió gracias al esfuerzo de sus 100 trabajadores: contrataron psicólogos y resignaron indemnizaciones para volverse socios

Faena alrededor de 4500 vacunos al mes y comercializa la carne en camiones propios de la empresa

Por
El frigorífico que resurgió gracias al esfuerzo de sus 100 trabajadores: contrataron psicólogos y resignaron indemnizaciones para volverse socios
20deEnerode2023a las16:57

La Cooperativa de Trabajo de Empleados Frigorífico Limitada (Cotef) es un ejemplo de que en Argentina se puede salir adelante pese a los problemas económicos y políticos.

"Hay empresas y trabajadores que tiran fuerte del carro, y resurgen tras hacerle frente a los problemas", destaca la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) al compartir la historia de Cotef, una planta ubicada en Paraná (Entre Ríos).

La creación de esta frigorífico se dio en 2017 luego de que la prestigiosa Cooperativa de Provisión de Carniceros de Paraná, que tenía más de medio siglo en el mercado de la carne vacuna, se presentara en concurso preventivo en 2014. Al no lograr los acuerdos necesarios con los acreedores, se vio la factibilidad de continuar con esta nueva forma jurídica. 

De esta forma, en Cotef surgió por la necesidad de conservar la fuente laboral de los 100 trabajadores que tenía el frigorífico. Estos trabajadores se convirtieron todos, con este cambio, en socios de la cooperativa.

"Se hizo a fuerza de sacrificio de la gente que está acá, otra ayuda no tuvimos", recordó Cristián Suárez, presidente de Cotef. Por ese entonces, los 96 trabajadores resignaron sus indemnizaciones para poder seguir trabajando como socios.

Ver historia completa de Cotef.

Esto implicó grandes cambios y desafíos: “El cambio de funciones de los que trabajábamos en la empresa se hizo con total seriedad y dando lo mejor de cada uno, incluso nos asesoramos con psicólogos que nos asistieron en forma personal y grupal para poder asumir dicho desafío”, contó Lorena Góngora, secretaria de la Cotef.

El frigorífico faena alrededor de 4500 vacunos al mes, algunos son hacienda comprada en forma directa o en remates feria y otros de los usuarios de la planta. Luego comercializan la carne que se reparte en camiones propios de la empresa.

Gran parte del comercio se hace por medias reses aunque también otra parte se cuartea y otra además se desposta y vende envasada al vacío.

“Esta tecnología fue incorporada con la intención de sumar valor agregado al producto y así llegar de ora manera a comercios con menos infraestructura y tratando de acompañar la modernización del mercado. Contamos con una flota de camiones propias tanto para el arribo del ganado como para la comercialización  en todo el territorio argentino”, dijo Góngora.

La directiva de la cooperativa agregó: “Nos encontramos trabajando en darle valor agregado a nuestros productos, entre varios tenemos un proyecto firme y avanzadoque es la producción de medallones de carne vacuna”.

La pandemia dejó su huella en la Cotef, pero fue positiva: “Nos obligó a reinventarnos, por lo cual incrementamos la venta minorista abriendo dos bocas de expendio en la ciudad de Paraná, también como cooperativistas fomentamos la ayuda mutua participando de mercados zonales con precios accesibles para toda la comunidad. Nuestros principios nos movilizan para participar de actividades sociales, comunitarias y deportivas. Creemos en un país con oportunidades para todos y trabajamos día a día para lograr el beneficio colectivo”, dijo Góngora. 

Finalmente se refirió al troceo de la media res. En tal sentido destacó: “Su implementación nos genera innumerables complicaciones tanto edilicias, logísticas, económicas y sanitarias a todo el sector cárnico bovino. Esto produce indefectiblemente un encarecimiento en el costo de la carne. Somos conscientes de la importancia del cuidado de nuestros trabajadores pero creemos que hay otras alternativas. El medio mecánico es una gran alternativa”.

Temas en esta nota

Cargando...