Repsol-YPF acepta vender gasoil más barato para camiones

11deAbrilde2000a las08:05

CONFLICTO EN EL TRANSPORTE: ALIVIO EN ELGOBIERNO

Con esto, lostransportistas chicos se ahorrarían unos tres millones de pesos por mes encombustible.

ANA ALE



Repsol-YPF tomó la posta que le pasó de apuro elGobierno. Desde esta semana venderán gasoil más barato a lostransportistas chicos que muestren una tarjeta de identificación entregada porla petrolera. A qué precio y desde qué día es lo que analizaba anoche hastaúltima hora el directorio de la compañía de capital español.

Las consultas entre las petroleras, los funcionarios y las reuniones reservadasse sucedieron durante todo el día. La intención era convencer al ala dura delos camioneros que quería seguir con el paro. La medida ya amenazaba elabastecimiento en estaciones de servicio y supermercados. Y empezaba a diluirsecuando el Gobierno prometió gasoil a precio mayorista para las empresas conpocos camiones.

Esos transportistas se ahorrarían por mes casi tres millones de dólares encombustible si se cumple la promesa oficial.

Entre las petroleras la primera reacción fue de sorpresa. "Nos enteramospor los diarios" contaron por la mañana desde los principales despachosprivados. Igual, las competidoras de Repsol-YPF miraban hacia esa compañíaespañola para mensurar la suerte de la medida.

Después de un contacto de último momento entre el Gobierno y la principalcompañía que opera en el país, los funcionarios respiraron con alivio.Desde el Ministerio de Economía dijeron que Repsol-YPF contestará en"24 horas" cómo implementará el descuento. Sobre Esso y Shellnada mencionaron.

En la petrolera española indicaron que harán "todos los esfuerzosposibles". Lo que hablaron en forma reservada con el Gobierno fue másamplio. Un plan para crear cooperativas o ligas de consumo mayoristas llevaría entredos y tres meses. Pero como hay apuro apelarán a una salida de urgencia: conuna tarjeta de identificación cargarán más barato en los centros mayoristasde marca YPF.

Las tarjetas serán entregadas contra la verificación del CUIT "paraevitar fraudes y avivadas", explicaron anoche entre quienes siguieronla negociación.

En Repsol-YPF analizaban a cuánto ascendería el descuento para los pequeñostransportistas. "No les venderemos a precio mayorista pleno perotrataremos de acercarnos mucho", explicaron.

Los mayoristas venden entre 15 y 20% más barato que en el surtidor para todo público.Por contrato tienen los precios más bajos de sus zonas de operación y elrespeto de parcelas de mercado.

Además de los porcentajes posibles de baja, en Repsol-YPF sacaron cuentas políticas.El Gobierno trasladó la solución del conflicto a una disputainterempresarial: petroleras versus camioneros.

Los camioneros piden insumos más baratos para sobrevivir, y las petrolerascuidan, por su lado, la renta que obtienen de un mercado con pocos vendedores ycompradores dispersos (oligopolio). Para Repsol-YPF que lidera además elranking nacional de facturación y exportaciones, el costo de la medida no mellasus balances.

Perdería de facturar poco más de un millón de dólares por mes según el tamañode la rebaja. Con su posición líder en el mercado, le iría políticamentepeor si persisten los tironeos con los camioneros. Más vale -razonaron- noalentar regulaciones en el mercado y "ayudar" a los camioneros queaseguran el funcionamiento de la economía

Temas en esta nota

    Cargando...