Un camino de más de cien años

Por
27deMayode2000a las09:45

Una retrospectiva de los hechos nos lleva a más de cien años atrás, cuandoaparecieron los primeros síntomas de esta enfermedad en la Argentina. No setransmite al hombre, pero significa una verdadera tragedia en los rodeosvacunos, pues resulta muy difícil de combatir.

Durante muchos años, la Argentina asistió a una especie de Apartheidimpuesto por otros países que por momentos utilizaron a la aftosa como unabarrera paraarancelaria a nuestras carnes.

Los hitos más importantes que marcaron el derrotero de la enfermedad en elpaís fueron los siguientes: 1870: la revista de la Sociedad RuralArgentina informa que los doctores Wilke y Douglas habían diagnosticado aftosaen San José de Flores y Lomas de Zamora.

1878: ganado bovino del partido de Arrecifes presentaba llagas,principal síntoma de la enfermedad.

1882: José Hernández, autor del Martín Fierro, escribe"Instrucción del estanciero", y allí se indica que en 1865 y 1866 seobservaron focos en el norte y noroeste de Buenos Aires.

1910: el Gobierno reconoce oficialmente la existencia de la enfermedady se recomiendan medidas para combatir los focos.

1929: una epidemia de aftosa en los Estados Unidos, atribuida a laimportación desde países afectados, motiva la prohibición de lasimportaciones de carne de zonas aftósicas.

1957: se crea por decreto la Comisión Permanente de Erradicación dela Fiebre Aftosa.

1965: se inicia el control sistemático de la enfermedad.

1989: el director del Senasa, Oscar Bruni, lanza la campaña convacunación oleosa, que erradicó la aftosa.

1999: el presidente Menem, aplicó simbólicamente la última vacunaen la Argentina.

 

Temas en esta nota

    Cargando...