Bunge regresa: quiere liderar en exportaciones

Por
12deJuliode2000a las08:21

Desde que vendió Molinos había quedado reducida a su mínima expresión ·El grupo quiere convertirse ahora en el mayor exportador de granos y aceites

SILVIA NAISHTAT

Hace dos años que casi no se habla de Bunge y Born. Y no es parasorprenderse, desde que vendió Molinos la principal empresa de alimentos de laArgentina en 1998 al grupo Perez Companc, esta multinacional había quedadoreducida a su mínima expresión. Pero ahora decidió salir de cuarteles deinvierno y convertirse en uno de los mayores exportadores de granos. Como antes.

Raúl Padilla, de 44 años, fue designado el responsable de las operacionesen la Argentina con una misión: saltar de los actuales 400 millones de dólaresen facturación a 700 millones en el 2002. Y figurar entre las primeras diezmayores exportadoras del país. "El directorio en Nueva York decidió queel lugar para crecer es la Argentina", dijo Padilla a Clarín.

Pese a que en el mundo factura 8.000 millones de dólares al año, muele 20millones de toneladas de granos y es el tercer productor de aceites, detrás deCargill y Continental Grain; aquí Bunge pasa inadvertido. Padilla asegura quetienen todo para crecer, "la marca, la infraestructura con tres plantas,dos puertos y 12 acopios en el interior del país. Empezaremos con el trigo paraconvertirnos en el mayor exportador. Después de todo, nuestra controladaSantista en Brasil es el principal comprador de trigo argentino".

En la Argentina Bunge regresa justo en un momento difícil. La caída de losprecios de los granos arrió los márgenes de sus competidores y los que notienen espaldas internacionales pasan por un momento complicado. Padilla creeque podrán crecer "a expensas de otros".

Desde que Ernesto Bunge llegó de su Bélgica natal en 1884, esta firma seconvirtió casi en un espejo de la Argentina. Se hizo fuerte en la exportaciónde granos y adquirió proyección internacional. Y luego creció, en tiempos dela economía cerrada, hacia la fabricación de alimentos, agroquímicos,envases, pinturas y hasta sábanas. En 1989 Carlos Menem aplicó su plan y susprimeros ministros de Economía fueron ejecutivos del grupo.

Con Domingo Cavallo y la apertura, el grupo comenzó a vender casi todas susempresas. Hoy Bunge se maneja desde la torre de cristal de la calle White Plain,en un suburbio de Nueva York por hombres ajenos a la familia fundadora. Suprincipal ejecutivo es el brasileño Alberto Weisser. Y en su directorio haymás apellidos desconocidos que indican que el control accionario de la multirecayó en otras ramas de los Bunge.

Entre los argentinos figuran Octavio Caraballo, Juan Born y el ex PerezCompanc, Eduardo Casabal. Jorge Born, procesado por la Justicia en el caso delas llamadas telefónicas del ciclo de Susana Giménez, fue reemplazado por suhijo.

En EE.UU. están por dar un paso radical: Bunge debutará en la Bolsa. Elingreso estaba previsto para diciembre, pero la declinación de las cotizacionesde los granos los obligó a postergarlo. Hacia adelante, en Bunge no prevén queestos precios suban, salvo que el clima arruine alguna cosecha.

Temas en esta nota

    Cargando...