Siguen frenados los embarques de maíz argentino a Brasil

Por
14deJuliode2000a las08:48

Reclaman la intervención de funcionarios de la Cancillería

El Gobierno admite que no tiene margen para protestar contra la medidajudicial

Podrían caer los precios del cereal

Los exportadores se niegan a realizar nuevos embarques

Aún continúan frenados los embarques de maíz argentino a Brasil por laaplicación de un fallo judicial que prohíbe el ingreso de elementostransgénicos en ese país.

Tanto en la cartera de Agricultura como en la Cancillería señalaron queexiste un escaso margen de maniobra política, pues la decisión judicialbrasileña está amparada en una ley sancionada en 1995.

"El argumento esgrimido es una falacia: temen que les rechacen lospollos alimentados con maíz transgénico en los mercados externos", dijoCarlos Pouiller, director de Mercados Agroalimentarios de la Secretaría deAgricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

El funcionario argentino reconoció que la actitud de los brasileños"posee escasa razón", ya que todas las variedades de maíztransgénico que se siembran en nuestro país fueron aprobadas por la UniónEuropea, principal mercado avícola de Brasil.

La semana anterior viajó a ese país una comitiva especial de funcionariosargentinos con el fin de lograr algún tipo de acuerdo, pero la misión fueinfructuosa.

"Políticamente no hay oposición, las trabas son legales y Greenpeaceimpulsó una denuncia que finalmente tuvo lugar, entonces no hay mucho más porhacer", comentó Pouiller.

En realidad, sólo entre el 10 y el 15 por ciento del maíz argentinoproviene de semillas que han sido modificadas genéticamente para lograr mayoresrendimientos a menores costos de producción.

"Debe ser manejado por las autoridades argentinas, pero me llama laatención que ningún dirigente del agro haya hecho algún reclamo", sequejó Pablo Adreani, de la consultora AgriPac SA, pues cree que es una medidaparaarancelaria para provocar bajas en el precio del cereal.

En 1999 las exportaciones de maíz a Brasil alcanzaron las 773.000 toneladasy ocuparon el tercer lugar después de España y Chile.

"El problema es muy importante porque este año ya se llevaban enviadas650.000 toneladas y las estimaciones dictaban que Brasil compraría hasta1.500.000 toneladas", explicó Adreani.

Todo comenzó hace dos meses, cuando un embarque de maíz argentino quedófrenado en un puerto brasileño.

Y hasta ahora nada ha cambiado. "El negocio está parado y hoy es unpeligro embarcar algo porque pueden retenerte la carga por tres meses",manifestó Enrique Klein, directivo del Centro de Exportadores de Cereales, quepidió la intervención de las autoridades del Ministerio de RelacionesExteriores.

Temas en esta nota

    Cargando...