Medida inusual en el mercado de cereales

Por
21deJuliode2000a las08:45

Retiro de las firmas exportadoras

En un hecho inédito algunas de las empresas exportadoras de cereales seabstuvieron ayer de operar en las bolsas de todo el país para reclamar losretrasos y retracciones en las devoluciones del IVA.

Esta medida fue adoptada por cada empresa en particular, ante las reiteradasdemoras de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en devolverlos montos impositivos que ya habían sido devueltos a las firmas años atrás.

"Los problemas en los reintegros y retracciones del IVA estánlesionando el comercio de cereales; por lo tanto muchos operadores optaron porno seguir perdiendo dinero", confirmó José Enrique Klein, titular delCentro de Exportadores de Cereales, entidad que hoy se reunirá para tomarposición en el espinoso tema.

Al parecer, la situación había llegado a un punto de inflexión. Hacevarios meses que las grandes firmas se quejan de los retrasos en lasdevoluciones de este impuesto y de las retracciones de la AFIP, luego de que sehubiesen detectado irregularidades en otro eslabón de la cadena comercial,ajena al ámbito exportador.

"Esto es la crónica de una muerte anunciada, porque el exportador enalgún momento iba a reaccionar", consideró Adrián Vera, directorejecutivo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En detalle, cuando una de estas empresas adquiere mercadería agrega el 21por ciento de IVA en el precio del cereal, pues más tarde el Estado debereintegrárselo.

"A fines del año pasado la AFIP empezó a recargar sobre losexportadores las irregularidades detectadas en otros eslabones de la cadenacomercial y no les pagan el IVA o se lo quitan en caso de que haya sidoanticipado", comentó Vera.

En el registro comercial existen cerca de 82.000 productores o acopiadorescapacitados para participar, mediante un corredor, de la compulsa comercial enlas distintas bolsas del país.

"Mientras la AFIP no constate fehacientemente que hubo algúnincumplimiento por parte de las exportadoras debe reintegrarle el IVA, porqueesas empresas tampoco pueden estar investigando a sus proveedores decereales", consignó el ejecutivo de la Bolsa de Cereales.

Efecto dominó

Todo comenzó cuando tres días atrás, en la Bolsa de Cereales de Rosario,varias empresas exportadores decidieran mantenerse al margen de los negocios entanto no se normalicen las devoluciones del IVA. La actitud tuvo un efectodominó, pues ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mostró una acciónprácticamente nula.

En cambio, el Mercado a Término funcionó normalmente, dado que los negociosque allí se realizan -futuros y opciones- no requieren de una transaccióninmediata.

"Es muy simple, las empresas no quieren seguir acumulando negocios conun IVA demorado; la medida es casi necesaria porque no pueden continuarfinanciando eternamente al Estado", opinó Ricardo Baccarin, de la firmacorredora de cereales Panagrícola SA.

Temas en esta nota

    Cargando...