El campo suma proyectos para aumentar ventas

Por
04deAgostode2000a las08:30

Escribe Patricia Van Ploeg

La promoción coordinada es clave para posicionar los productos en el mercadointerno y en el exterior coinciden los integrantes de la cadena agroproductiva.Este año mucho se ha avanzado en el rubro carnes y vinos por el interés de laSecretaría de Agricultura en apoyar eventos vinculados con la difusión de losalimentos argentinos en el mundo. Pero sigue pendiente la creación delInstituto de Promoción de Carnes, que aún no llegó al Congreso de la Naciónporque hace un mes que está a la firma del ministro de Economía, José LuisMachinea. No obstante, el ingreso a Diputados de ese proyecto consensuado entrela producción y la industria no garantiza su pronta sanción, pese al pedidopúblico de Antonio Berhongaray, una vez más, el sábado pasado en la tribunaruralista de Palermo.

Cuando el proyecto de promoción de carnes vacunas llegue al Congreso leespera un futuro incierto ya que existe una idea lanzada por el presidente de laComisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados, Héctor Romero(UCR-Chaco), quien prefiere aglutinar todas las carnes en un solo proyecto deley. De esta forma ovinos, porcinos y aves pasarían a integrar un instituto depromoción de carnes único que, obviamente, también se ocuparía del rubrovacuno. Y con esa idea surgirían las denuncias y protestas: bovinos y avespasarían a sostener la promoción de otras carnes con un nivel de faenainferior; las discrepancias -ya superadas- entre productores e industriales sereproduciría en cada uno de los rubros que serían integrados a este nuevo granInstituto de Promoción de Carnes.

Ya pasaron cuatro años desde que se decidió crear un fondo de promoción decarnes vacunas con la idea de recaudar alrededor de $ 12 millones anuales. Porluchas intestinas en el seno de la producción el país se vio privado de contarcon $ 50 millones para promoción de sus carnes durante estos últimos años.Hoy, muchos productores se resisten a ser obligados a aportar compulsivamentepara un fondo manejado por las cuatro entidades del campo.

«No es promisorio el destino de los institutos de promoción», se lamentabaun productor poco días atrás durante la Exposición Rural. Ciertamente, laidea de reproducir el esquema de Instituto de Promoción para la lecheríatampoco tuvo rápida ejecución en Diputados. En realidad, existe interés deproductores, funcionarios y legisladores pero la búsqueda del pretencioso«consenso» frena, en algunos casos, el desarrollo de buenas ideas. Además,surgen intereses sectoriales y el eterno afán por la representatividad y laadministración de un fondo que permitiría ganar o consolidar nuevos mercados.En tanto, la lechería tampoco tiene su promoción.

Ahora, los semilleros reclaman integrar la semilla de girasol (producto endecadencia por mala performance de precios durante la última campaña) a lapromoción de carnes y vinos ya encaminada por el gobierno. A los productoresgirasoleros no les fue bien este año con la oleaginosa. Si los semilleros nopretenden crear un fondo o Instituto quizás tengan mejores resultados.

Temas en esta nota

    Cargando...