Debería disponerse la máxima alerta sanitaria

Por
11deAgostode2000a las08:18

Es esencial que los productores y el Estado aúnen esfuerzos contra el brote,para mantener la credibilidad

Una generalizada sensación de sorpresa, estupor y frustración ha causado lainformación relativa a la potencial reaparición de la aftosa en nuestro país.Según la información oficial existente, se trataría de la identificación devacunos cuyo suero sanguíneo presenta los llamados anticuerpos, lo cual delatael paso del virus aftósico por el organismo animal aunque no se habríadetectado, por lo menos todavía, la presencia de la enfermedad.

El Senasa, la dependencia oficial responsable, informó que la gravesituación proviene del ingreso de un reducido lote de animales de la especie,provenientes de Paraguay, donde se sabe de la existencia de focos activos de laenfermedad. Esa dependencia ha ordenado acciones tendientes a aplicar el llamado"rifle sanitario" para unos 2500 animales que tienen esa reacciónserológica y a inmovilizar y vacunar el ganado circundante. Entre tanto seextreman todas las medidas de vigilancia y prevención para evitar lapropagación del virus y rastrear cualquier posible aparición en algún otrolugar.

Varias recomendaciones deben ser destacadas. En primer lugar, debe disponersela máxima alarma sanitaria en todo el país, no solamente en el ámbitooficial, sino entre los productores rurales y entidades gremiales e intermediasde todo tipo, indicándoles los cursos de acción por seguir en el caso desospechar la existencia de la enfermedad y también haciéndoles saberpúblicamente las responsabilidades personales y materiales de cualquierocultamiento.

Respecto de la información por suministrar a organismos internacionales yservicios sanitarios de naciones con las que existan compromisos, el Senasadeberá proceder prestamente con información detallada, técnicamente sólida ytransparente, de modo tal de mantener en el más alto nivel la credibilidadnacional en la materia. Si es necesario afrontar medidas restrictivas delcomercio a corto plazo, no hay nada que reemplace la confianza en el mediano ylargo plazo.

En ese sentido, parece acertada la medida autónoma de suspensión de losembarques hacia Estados Unidos y Canadá, que tienen acuerdos especiales. Untercer aspecto consiste en dotar de los fondos y medios humanos y materialesnecesarios a aquellos organismos que deban cumplir tareas de control de lasituación, del pago inmediato de las haciendas sacrificadas y de la vigilanciasanitaria en todo el país. Reiteradamente he señalado la necesidad de efectuarlas profundas reformas que sean necesarias para disponer de órganos tanpoderosos como exentos de hojarasca burocrática. No se trata de segarhorizontalmente los gastos, sino de seleccionarlos con la reingeniería que cadacaso requiera.

Esta no es hora de asignar responsabilidades. Ya llegará esa instancia. Enla emergencia todos los esfuerzos deberán ser asignados a restablecer lasituación de país libre de aftosa sin vacunación.

Temas en esta nota

    Cargando...