Normalizarán en el país el movimiento de ganado

29deAgostode2000a las08:49

Será a partir del 18 de septiembre si no hay señales del virus

Las buenas noticias suelen ser sepultadas por las malas, como la que secorresponde con la fotografía que publicamos arriba de este texto.

En el lugar que aparece en ese impresionante testimonio gráfico, obtenido elsábado último en Rio Grande do Sul, está literalmente a punto de serenterrado un alto número de vacunos, como consecuencia del segundo brote deaftosa que afectó al Brasil en menos de una semana.

Pero desde el 2 del actual, en que diez animales fueron liquidados en Formosacomo consecuencia de haberse detectado en ellos anticuerpos del virus, ningunaotra manifestación de serología positiva se ha producido en territorioargentino.

En las últimas semanas, el Servicio Nacional de Sanidad y CalidadAgroalimentaria (Senasa) ha hecho once mil muestras de sangre en vacunos, todascon resultado negativo, dijeron fuentes oficiales a este diario.

Ahora, el campo y el Gobierno siguen con atención lo que suceda de aquí al17 de septiembre, cuando venza el período de inmovilización de tropas deinvernada dispuesto en todo el país. Y, de no haber novedades, el 18 setomarán las siguientes medidas:

Retorno a la normalidad en el movimiento de hacienda.

Prolongación de restricciones en las áreas sobre las cuales se haconcentrado la vigilancia en la frontera norte-nordeste.

Comienzo de una nueva etapa de negociaciones con los países importadores decarnes argentinas y envío de una delegación a la Oficina Internacional deEpizootias, en París.

Hasta el presente, las autoridades han hecho cuatro denuncias judiciales,fundadas en testimonios de diversa procedencia: en Corrientes, Paso de losLibres, Formosa y Chaco.

Ese dato trasmite, sin embargo, una idea pobre del cuadro de situación quese han ido trazando los funcionarios del Senasa desde que estalló el escándalode los diez animales que debieron ser sacrificados en Formosa.

En medios de primer nivel del Senasa se aseguró ayer a La Nación que hayuna suma de indicios indicativos de que el ingreso ilegal de hacienda en elpaís es de proporciones enormes. Y que también lo es, por consiguiente, latrama de complicidades que existiría, según se va infiriendo, entrehacendados, algún consignatario "que no es aquel cuyo nombre estuvocirculando días atrás", transportistas, frigoríficos, matarifes yefectivos de seguridad en zonas de frontera.

Entre los elementos de investigación más valiosos, se encuentran losdocumentos de transporte de hacienda y los informes policiales de cruces derutas interprovinciales.

Un funcionario que pidió a La Nación no dar su nombre fue amenazado demuerte en las últimas horas. Se le advirtió telefónicamente que deponga suentusiasmo por poner al descubierto la trama de un mundo que involucraríaanualmente mucho más de los diez mil vacunos que, de acuerdo con estimacionesgeneralmente aceptadas, ingresan de manera ilegal en la Argentina.

Se habla de contrabando, pero en realidad no hay manera de ingreso legal dehacienda vacuna desde Paraguay o Bolivia. Es así porque las normas impiden esepaso desde abril de 1999, un año antes de que la Argentina fuese declaradapaís libre de aftosa por la Oficina Internacional de Epizootias (OIE).

El aliciente económico para quebrantar la ley es rotundo: un kilo dehacienda en pie cuesta en Paraguay 50 centavos, y en la Argentina, casi un peso.Y, hasta ahora, ha sido de fácil realización: es inmensa la zona fronteriza enla cual se puede ingresar por el norte hacienda al amparo de montes comunes oespacios abiertos carente de vigilancia.

Antonio "Pacheco" Berhongaray, secretario de Agricultura,Ganadería, Pesca y Alimentación se reunirá el próximo viernes, en PortoAlegre, con los ministros de Agricultura y Ganadería de Brasil, Uruguay yParaguay. Debatirán iniciativas a fin de poner a la región lo más l

Temas en esta nota

    Cargando...