EEUU : Subsidios a cambio de votos?

20deSeptiembrede2000a las09:46

A las puertas de una nueva elección presidencial y cuando comienzannuevas rondas de negociaciones agrícolas en la OMC, los farmers norteamericanosredoblan su presión para lograr nuevos aportes del Estado que les permitacompensar los mayores costos derivados de la suba del Petróleo y una elevaciónde los precios "sostén" del Maíz y el Trigo y tienen altas chancesde lograrlo.

Los farmers aprovechan el año electoral


Cuando nuestros productores se debaten "a pechodescubierto" frente a los avatares de un durísimo mercado internacionalque nos ha dejado en los últimos años numerosas familias fuera del negocio,(sin que a nadie parezca importarle), vemos cómo en los países del primermundo las cosas se mueven por otros andariveles.

En el caso de los EEUU, sus farmers no se encuentranprecisamente desprotegidos de la acción del Gobierno, muy por el contrario, enlos últimos años ha sido creciente la ayuda que vienen recibiendo pordistintos conceptos, no obstante lo cual la presión sobre sus autoridades nocesa.

En esta oportunidad el Secretario de Agricultura DanGlickman, en ocasión de la Conferencia de la National Farmers Unionconvalidó las demandas de los agricultores en procura de nuevas dádivas, yexpresó "que el Congreso debería aprobar más ayuda este año frente a lapobre condición de las cosechas en distintas partes del país".

Es que en Noviembre tendrán elecciones, y el voto de losagricultores pesa tremendamente, (se estima dos a uno respecto a los votantes delas ciudades), y eso bien lo saben los farmers, ... y los políticostambién,... por lo que no sería raro que antes del fin de mes, que es cuandotermina el período de sesiones de este año, haya alguna novedad al respecto.

Cataratas de subsidios desde la Ley Agrícola de 1996


Además de los conocidos Loan Rate (préstamo a nuevemeses a baja tasa) y Loan Deficiency Payment - LDP ( pago directo y alcontado, entre el precio "sostén" y el precio del mercado en elCondado), se fueron acumulando una serie de programas, políticas o estímulosque se tradujeron en una cifra escalofriante de dólares volcados al campo,amparados por la Federal Agricultural and Improvement Reform Act, queadmite pagos directos a los agricultores.

Según el concepto de EEUU, muy discutible por cierto, estospagos no constituyen un incentivo a la producción, sino que atacacontingencias, lo que técnicamente no constituyen subsidios violatorios alespíritu de lo oportunamente se acordó en la Ronda Uruguay del GATT, hoy OMC.

Así fue que frente a un mercado con precios deprimidos luegode "los buenos tiempos" de 1997, el Congreso norteamericano aprobóu$s 22.000 mill. para compensar la baja de precios y paliar desastres.Recordemos que hace pocos meses se agregaron u$s 7.100 mill. por ayuda paracubrir este último concepto.

En Junio pasado, aprobaron también la Ley de protección delriesgo agrícola, con reformas en los programas de seguros de cosecha, ayuda deemergencia y financiamiento para realizar investigaciones (combustiblesrenovables, productos nuevos, etc.).

En tal sentido, muy posiblemente ante de las próximaselecciones, los productores norteamericanos recibirán un "Pago Especial deEmergencia" que equivale a u$s 97,81 por Ha. de Maíz, u$s 35,57/Ha. deSoja y u$s 74,69/Ha. de Trigo, que se obtiene de calcular u$s 14,17/tt. sobre unrinde aplicable de 69 qq. de Maíz, u$s 13,23 sobre 26,9 qq. de Soja y u$s 23,15sobre 74,7 qq. de Trigo, que ayudará, junto a al LR o LDP, a enfrentar conmenos sobresaltos la recolección de la cosecha gruesa.

Desde Octubre próximo el Congreso deberá renovar numerosasp

Temas en esta nota