Aftosa: frigoríficos en riesgo

Por
21deSeptiembrede2000a las08:15

Temen una crisis si en 60 días no se reanudan los embarques

Los industriales esperan la reapertura del mercado norteamericano

De no concretarse, prevén una menor producción de carnes

Vendrá una misión sanitaria de EE.UU.

BELO HORIZONTE.- Desde esta ciudad, donde por tres jornadas se reunieron losproductores mundiales de carne, la industria frigorífica argentina dijo que, deno reabrirse el mercado de los Estados Unidos en los próximos 60 días, elsector entrará en crisis.
De esta manera, el 13er. Congreso Mundial de la Carne, que finalizó ayer,ofició de foro extraoficial acerca de los avatares locales por la aparicióndel virus de la aftosa entre el ganado argentino. Aquel incidente precipitó,poco más de un mes atrás, el inmediato cierre del mercado norteamericano,entre otros.

"La industria esta sufriendo pérdidas enormes y comenzará a reducir laproducción de carnes", confirmó León Belloc, presidente de lamultiindustria Pilagá, dedicada a la industrialización de carnes de calidad yal procesamiento de arroz, entre otros rubros. En rigor, este sector habíahecho proyecciones de exportaciones hasta fin de año por unos 130 millones dedólares.

La semana próxima, una misión del Servicio Sanitario de Inspección deAnimales y Plantas de Estados Unidos (Aphis, en sus siglas en inglés) arribaráa la Argentina para evaluar la evolución de la situación y desarrollar uninforme sobre la conveniencia de reanudar las importaciones desde nuestro país.

"Ahora, el Aphis tiene la última palabra y si el Servicio de Sanidad yCalidad Agroalimentario (Senasa) argentino hizo las cosas bien, no deberíahaber ningún problema", consideró Federico Zorraquín, presidente delfrigorífico CEPA, una de las firmas líderes del sector.

En Belo Horizonte, la delegación argentina fue la tercera más numerosa delcongreso, con la participación de 45 empresarios del más alto nivel."Para la industria frigorífica argentina todo depende hoy del mercado delos Estados Unidos, porque es el que moviliza la apertura de otros nichos, elque pone en marcha los negocios. Pero si la reapertura no ocurre en el cortoplazo vamos a estar en serios problemas", dijo en tono preocupadoZorraquín, pues la mayor parte de las nuevas inversiones del sector estabancentradas en el desarrollo de ese mercado.

Con la aftosa, añadió, "se ha puesto en evidencia la falta depolíticas públicas; hoy, el peor competidor de las empresas es el propioGobierno", consignó, y agregó inmediatamente: "La mejor imagen parael exterior sería tener una buena imagen de modelo alimentario dentro denuestro país", dijo.

Temas en esta nota