Comenzó el paro del campo con concentraciones pacíficas

17deOctubrede2000a las09:00

La medida se sintió con más fuerza en Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos,Chaco y Salta

Los organizadores, CRA, Coninagro y Federación Agraria Argentina, prevénque vaya en aumento

En el Mercado de Liniers hubo un ingreso reducido de animales

En San Pedro, muchos productores organizaron una caravana

Con una veintena de concentraciones pacíficas en cinco provincias comenzóayer el paro agropecuario organizado por tres de las cuatro principalesentidades del campo.

La protesta, que se extenderá hasta el sábado, se sintió con más fuerzaen Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Salta y Entre Ríos. El principal reclamo delas entidades convocantes -Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), FederaciónAgraria Argentina (FAA) y Coninagro- es la eliminación de los impuestosconsiderados distorsivos y la reducción de costos para la producción. Sólo noadhirió la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Con la modalidad "tranqueras afuera", la comunidad rural argentinaparalizó el comercio de productos de origen agropecuario, excepto aquellosalimentos perecederos. como lácteos, frutas y verduras. La de ayer fue unajornada atípica, ya que el feriado y las fuertes lluvias caídas en buena partedel territorio nacional impidieron apreciar con exactitud la magnitud de laprotesta. No obstante, los organizadores prevén que vaya creciendo. Para elpróximo viernes preparan una concentración masiva en Junín.

En el Mercado de Liniers, principal plaza concentradora de carnes de laCapital Federal, arribaron ayer apenas 633 cabezas (en jornadas similaresingresan unos 7000 vacunos). Los ganaderos habían previsto el cese deactividades la semana pasada y enviaron 70.813 animales, lo que representó elrécord del último decenio.

De esa manera, el abastecimiento de carnes está garantizado, pues losfrigoríficos cuentan con suficiente stock hasta el sábado próximo.

"Habría que modificar los precios relativos, algo que sería posiblecon un ajuste del gasto público y la rebaja en los servicios financieros",afirmó el titular de CRA, Manuel Cabanellas, que junto con el presidente de laFAA, Eduardo Buzzi, encabezaron la protesta en la provincia de Santa Fe."Nosotros no queríamos llegar a esto. Nadie tiene vocación de estarcortando rutas. Pero es necesario hacerlo para que el Gobierno avancedecididamente hacia el diseño de una política agropecuaria", expresó,por su parte, Buzzi, que desde ayer a la madrugada recorrió los 12 piquetesubicados en la región denominada "núcleo" por su relevanciaproductiva. Las negociaciones entre el Gobierno y las entidades organizadorasdel paro están cortadas, aunque algunas versiones señalaron un posibleacuerdo. Buzzi aclaró que después del paro existiría la posibilidad dejuntarse para concertar algunas políticas.

El titular de Confederaciones de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y LaPampa (Carbap), Dardo Chiesa, calificó de "cargada" la solicitadapublicada por el Gobierno en diarios de Buenos Aires. "Para el secretariode Agricultura -por Antonio Berhongaray- está todo bien, pero hay otrarealidad, que es la que sienten los productores", dijo. La misiva titulada"El Gobierno y el campo" decía, entre otras cosas, que "ladecisión de algunos dirigentes agropecuarios de ir al paro hicieron malograrlos ofrecimientos que las autoridades hicieron con un gran esfuerzofiscal".

En la localidad bonaerense de General Arenales, las adversas condicionesclimáticas que reinaron en casi toda la pampa húmeda obligaron a losproductores a refugiarse debajo de toldos a la vera de las rutas.

Partidas de truco, rondas de mates y conversaciones aisladas fueron lasactividades principales de los productores convocados, al menos ayer en laprimera jornada del paro.

En la provincia de Entre Ríos, una de las regiones de mayor conflicto, losproductores fo

Temas en esta nota

    Cargando...