En el sur de Corrientes protestan contra el Senasa

Por
02deNoviembrede2000a las08:30

Una columna de por lo menos 500 productores rurales del sur correntino seinstalaron en la tarde de ayer en la intersección de las rutas nacionales 14 y119 para manifestarse contra las demoras del Gobierno Nacional en autorizar laventa de hacienda por medio de remates, medida de fuerza que podría culminarcon un corte del tránsito por tiempo indeterminado. Encabezados por losdirigentes de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá, de la mayoría de losestablecimientos ganaderos de los departamentos de Sauce, Mercedes y Curuzú,situados a unos 400 kilómetros de la capital provincial, participan de lamedida para advertir que "la crisis nos está ahogando y terminarámatándonos si no empezamos ya a vender animales".

El presidente de la Rural curuzucuateña, Martín Rapetti Erro, señaló que,si bien la entidad convocante no propuso bloquear la circulación sobre lasrutas, "seguramente el tránsito se interrumpirá por algún tiempo si losproductores así lo deciden durante la asamblea que estamos llevando acabo".

"Es algo que ya no manejamos los dirigentes. Nuestra idea es noperjudicar a nadie pero si la gente insiste con subir a la ruta es muy probableque la medida se lleve a cabo porque la situación no da para más, y que nosdisculpen los camioneros y los automovilistas que sufrirán uncontratiempo", sostuvo Rapetti Erro.

El dirigente explicó que desde hace tres meses los productores correntinosno pueden comercializar ganado como consecuencia de las medidas preventivasadoptadas por el Servicio Nacional de Sanidad Alimentaria (Senasa), las cualesse flexibilizaron en los últimos tiempos aunque sin habilitar la venta pormedio de remates.

Los remates continúan prohibidos porque permiten la comercialización deganado sin las pruebas de sangre que hasta ahora viene realizando el Senasa enla hacienda antes de que se concrete una operación, lo que implica prolongadasdemoras que conspiran contra la rentabilidad.

"No nos dejan vender con remates y tampoco agilizan los trámites paralos análisis de sangrado de los animales; hay productores que esperan 30 díaspara cargar un camión con hacienda porque no llegan los resultados de laspruebas", cuestionó el presidente de la Rural de Curuzú Cuatiá.

El dirigente, al igual que sus pares de las demás entidades ruralistas queparticipan de la concentración, entregando volantes a los automovilistas,solicitó que "el Gobierno instrumente otro tipo de controles,verificaciones del ganado en tránsito, porque de lo contrario la burocracia nosconducirá a la quiebra".

Rapetti Erro pidió que se aplique "una mecánica de control máságil" que la actual, que obliga a extraer muestras de sangre al 30 porciento de los rodeos que están por ser comercializados, enviarlas alaboratorios de Buenos Aires o Entre Ríos, y esperar los resultados para subirlos animales al transporte.

Los ruralistas que se encuentran a la vera del cruce de las rutas 119 y 14—esta última una vía indispensable para el tránsito del Mercosur—, estánacompañados por dirigentes del comercio que decidieron adherir a la protesta envirtud de la recesión que provocó en el interior provincial el congelamientode las ventas de ganado.

El presidente de la Cámara de Comercio de Curuzú Cuatiá, Sergio Luján,aseguró que las ventas del sector cayeron un "40 ó un 50 por ciento desdeque el principal movimiento económico de nuestra zona, basado en la ganadería,sufrió la depresión sobrevenida con la irrupción de la aftosa".

"Tenemos empleados y familias que mantener, algo que últimamente seestá haciendo muy difícil. Por eso comprendemos la situación de losproductores y nos solidarizamos con las medidas de fuerza que ellos concreten,incluso un corte de rutas", se comprometió Luján. (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...