Lluvias: impacto sobre el trigo

Por
08deNoviembrede2000a las11:15

El área con reservas adecuadas muestra un avance hacia el noroeste de laregión pampeana, con respecto a lo que se observaba a principios del mespasado, llegando hasta el centro de Córdoba y hasta el centro y norte de SantaFe (ver figura).

Se observan excesos generalizados en sur de Santa Fe y centro - norte deBuenos Aires (azul), aunque no se descartan excesos locales aislados dentro delas áreas que en el mapa corresponden a "reserva óptima" (celeste).

Siguen siendo muy altas las reservas de agua útil en La Pampa, incluso enzonas consideradas marginales para la agricultura de secano.

En general toda la región muestra una recarga en los perfiles en el últimomes, que en el norte de Córdoba y de Santa Fe llega al 20% de la capacidad decampo. Sólo se observan algunos desecamientos en el extremo sur de Buenos Airesy La Pampa.

Como en meses anteriores, en octubre y lo que va de noviembre se observan enla región pampeana central y oriental reservas de agua en el suelo entreexcelentes y excesivas. En el noroeste del área, en especial en la provincia deCórdoba, las reservas se fueron reconstituyendo, pasando de ser escasas a serregulares o adecuadas, gracias a lluvias que resultaron perfectas para nodeteriorar los rendimientos del trigo, a pesar de los déficit de setiembre. Enel caso de Córdoba, sin embargo, se han reportado algunos incrementos en lasuperficie perdida de trigo debido a fuertes tormentas locales que se dieron enlos últimos días.

En gran parte de la zona afectada por excesos se teme una disminución en losrendimientos de trigo, que hasta hace poco se pronosticaban excelentes. Esto sedebe a la incidencia de enfermedades que ya han provocado algunos daños,especialmente en el centro y norte bonaerenses, donde el trigo atraviesaactualmente etapas de alta sensibilidad a los ataques de hongos (fin deencañazón y espigazón). Se han reportado ataques de roya en Santa Fe yalgunas zonas de Córdoba, y también de fusarium en Entre Ríos.

A pesar de las consideraciones que acabamos de hacer, se esperan buenosresultados para esta campaña triguera. En el sudeste de Buenos Aires, porejemplo, aunque los cultivos se hallan un poco atrasados, entraránpróximamente en su etapa de mayor demanda hídrica con reservas inmejorables.En situación similar se halla la provincia de La Pampa, donde los cultivosevolucionan en forma excepcional.


Temas en esta nota