Carnes: los EE.UU. abrirían el mercado

14deNoviembrede2000a las08:04

El Gobierno cree que será inminente

El gobierno norteamericano decidiría en las próximas semanas autorizar laimportación de carne argentina, frenada desde agosto último por la aparicióndel virus de la aftosa.

Así lo expresó el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca yAlimentación, Antonio Berhongaray, al afirmar que el dictamen técnico elevadopor el Servicio de Inspección de Animales y Plantas (Aphis, en sus siglas eninglés) fue favorable en cuanto a la situación sanitaria argentina.

"Será antes de fin de mes", dijo el funcionario. El anuncio fueefectuado ayer durante una conferencia realizada por el Círculo Argentino dePeriodistas Agrarios (CAPA), en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a la queasistieron también representantes de las entidades agropecuarias. Tras laautorización en 1997 de una cuota anual de 20.000 toneladas de carnes frescas,el mercado norteamericano se colocó primero en el orden de prioridadescomerciales de la industria frigorífica argentina.

En los primeros siete meses de este año se exportó carne por un valor de 34millones de dólares, y el episodio de la aftosa imposibilitó embarques porotros 25 millones, previstos hasta fines de año.

Por su parte, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de laprovincia de Buenos Aires, Diego Guelar, se reunió ayer en Washington con elsecretario de Agricultura de Estados Unidos, Dan Glickman, y afirmó:"Estoy seguro de que antes de la Navidad tendremos abierto el mercadonorteamericano y el año que viene podremos dedicarnos a abrir el mercadojaponés".

El funcionario bonaerense, ex embajador argentino en EE.UU., dijo queGlickman le informó que iba a resolver el tema de la carne argentina antes dedejar el cargo, el 10 de enero próximo, con motivo del recambio presidencial enel gobierno norteamericano.

En la reunión estuvieron también los subsecretarios agrícolas RichardRominger y Michael Dunn, que -según Guelar- elogiaron la actitud del gobiernoargentino frente a la crisis de la aftosa.

Guelar aclaró que los funcionarios norteamericanos se refirieron al informeelaborado por el Aphis, pero que no dieron datos sobre su contenido ni sobre suresultado.

"Es una impresión mía", dijo en relación con la posiblereapertura del mercado norteamericano.

En debate

"¿Hay una política agropecuaria en la Argentina?" Una preguntasencilla de enunciar, pero difícil de responder, según pudo desprenderse de laconferencia organizada ayer por CAPA respecto de este interrogante.

Los ruralistas coincidieron en un diagnóstico crítico del sector, peroalgunos adjudicaron el problema a la falta de políticas y otros a un planequivocado instrumentado por el Gobierno.

En medio de la discusión, Berhongaray opinó que existe una políticaagropecuaria, pero que es insuficiente frente a la influencia de los estímulosexternos. Como solución, propuso difundir métodos asociativos entre lospequeños productores.

El titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Enrique Crotto, conjeturó:"Si se obtuvieron consecutivamente cosechas récord, pero cada vez haymenos productores, quiere decir que no hubo ninguna políticaagropecuaria".

En sintonía con Crotto, Mario Llambías, directivo de ConfederacionesRurales Argentinas (CRA), apeló al diccionario para definir el términopolítica: "Hacer posible un fin". En este sentido, opinó que"tal vez el fin sea que la Argentina se transforme en un país exportadorde productos primarios baratos, con sueldos y ganancias bajas en el planointerno". Al cabo de una pausa, agregó: "Si alguien lo pensó así,le salió bien".

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi,sostuvo que la comunidad rural argentina cuenta con una política agropecuariaque está en línea con las variables mundiales.

Temas en esta nota