La vaca loca viene de lejos

Por
28deNoviembrede2000a las08:29

LONDRES.- La enfermedad de las vacas locas se diseminó por Europa hacevarios años y la ceguera de los gobiernos en aquella época puede significarque ahora hagan falta medidas radicales para combatir la enfermedad destructoradel cerebro, dijeron científicos británicos.

Según los científicos, Europa debe aprovechar las lecciones aprendidas porGran Bretaña para luchar contra la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) yno debe repetir los errores políticos cometidos durante las primeras campañaspara tranquilizar al público.

"Se esperaba que vacas de Francia, Bélgica y Holanda se infectaran conla enfermedad entre 1993 y 1994, pero realmente no ocurrieron muchos casos.Entonces, todos se decían que «eso era muy extraño»", dijo StephenDealler, microbiólogo asesor que ha estado investigando la EEB desde 1988.

"Ahora, los casos que no vimos en 1993 y 1994 han fomentado laaparición de nuevos casos ... por eso ha aumentado la cifra y continuaráaumentando. Una vaca que muera con síntomas, o sin ellos, infectará a un grannúmero de vacas". Asimismo, Dealler señaló que los científicos habíanadvertido al Gobierno sobre la posibilidad de que la epidemia de EEB de GranBretaña se extendiera más allá de sus fronteras. Otros países han encontradocasos de enfermedad de las vacas locas porque acaban de empezar a rastrearlos,agregó. "Si quiere detectar casos, los hallará cuando los busque",señaló. "Los ganaderos se dan cuenta de que si se mata a todo el ganado,no obtienen mucho dinero por eso. Por lo tanto, lo menos que uno quiere hacer esir por ahí pregonando lo sucedido ... Los ganaderos europeos se han percatadode que es una enfermedad indeseable y de ahí la tendencia a no detectarcasos", dijo. Los temores de los consumidores europeos surgieron alenterarse de la más reciente crisis de la enfermedad de las vacas locas enFrancia. (Reuters)

A comer avestruz

Es posible que los consumidores franceses hayan dejado de comprar carnevacuna después de la histeria de las "vacas locas", pero no renunciana sus gustos. Ahora comienzan a consumir más carne de avestruz. Los criadoresde avestruz han apreciado un incremento en sus ventas debido al temor de losconsumidores ante la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) y su letalequivalente humano. La suculenta carne roja del avestruz cuesta unos 180 francosel kilo (23 dólares), casi lo mismo que costaba un buen corte de carne vacunaantes del pánico.

Temas en esta nota

    Cargando...