Nuevos y mayores controles para fiscalizar la evasión agropecuaria

01deDiciembrede2000a las08:44

Escribe Daniel Raffo

La fuerte sospecha de que existe una gran evasión impositiva en el sectoragropecuario, junto a lo que algunos llaman la presión del lobby informático ,impulsó a los legisladores a introducir algunas modificaciones al proyectooriginal de la ley de Emergencia Económica, sancionada en septiembre pasado porel Congreso Nacional. En la práctica, estos cambios, que podrían complicar lavida de los agentes recaudadores por la multitud y complejidad de tareas queprevén, significan nuevas reglas de juego para la actividad fiscalizadora.

Atendiendo a esa presunción, los miembros de la Oficina Nacional de ControlComercial Agropecuario (Oncca), que dirige Oscar Merbilaha y depende de laSecretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya), seufanan de haberse adelantado a la tarea impuesta por ley. La transparencia delcomercio agropecuario fue un objetivo político fijado por el secretario(Antonio) Berhongaray desde el comienzo de la gestión , aseguran convencidos.La extensión de los controles a todos los productos de origen animal y vegetal,como indica la norma, multiplica abruptamente el número de casos puestos bajola lupa de sus inspectores.

Los cambios, anotados en el artículo 12 del Capítulo II de la ley, dedicadoal sistema de medición de producción primaria , consisten en el reemplazo dela palabra trigo por granos al tratar del control de las plantas de molienda,con lo cual se abarcan todos los establecimientos sin excepción. Además, seavanzó en la extensión de los sistemas electrónicos de medición y control ,previstos para faena de hacienda vacuna y molinos harineros exclusivamente, aotras etapas de la producción y a otras especies de origen vegetal y animal ,lo cual no deja nada fuera de control.

• Trabajo conjunto

Es bueno que la ley mantenga como autoridad de aplicación a la Oncca y a laAdministración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP), porque estamos trabajandoen forma coordinada y muy aceitadamente , icen los hombres de la oficina de laSagpya, que desde hace varios meses realizan operativos conjuntos con lossabuesos de la DGI, y para demostrar que se han anticipado a losacontecimientos, enumeran:

· En agosto pasado iniciamos la instalación de los caudalímetros en losmolinos harineros. Ahora hay 107 en funcionamiento y, aunque todavía esprematuro para medir la eficacia del sistema, los controles sorpresivosrealizados por inspectores de ambos organismos arrojan resultados positivos.

De cualquier modo, el desafío mayor comenzará en diciembre, cuando llegueal mercado el grueso de la cosecha triguera.

Actualmente, Oncca y AFIP preparan con el Instituto Nacional de TecnologíaIndustrial (INTI) un soft para transmitir on line, a partir del próximotrimestre, la información de los caudalímetros instalados en los molinos aterminales ubicadas en ambos organismos para conocer en tiempo real elcomportamiento del mercado y la identidad de los operadores.

Los dos organismos monitorean con el Centro Azucarero Argentino, que presideJorge Zorreguieta, la instalación de una balanza nuclear experimental en elingenio Concepción, de la provincia de Tucumán, para medir con rayos gama elvolumen de molienda que sale de la planta y se entrega a los cañeros a fin dedetectar posibles desviaciones en la posterior comercialización del producto.Si la prueba es exitosa para el comienzo de la próxima zafra, abril/mayo de2001, los veintidós ingenios del país podrían tener equipos similares . Claroque, antes deberá determinarse quién paga los casi 20 mil pesos que cuestacada balanza , máxime cuando, por su magnitud algunas plantas deberán ubicaruna en cada cinta de producción. Esperamos definiciones políticas , aseguranlos hombres de la Oncca.

Desde principio de año, se proyecta la instalación de balanzaselectrónicas en las plantas de faena de hacienda con el acuerdo de losempre

Temas en esta nota