Multan a faenadores por irregularidades

Por
05deDiciembrede2000a las09:00

Cerca de 1 millón de pesos fue lo que pagaron las plantas de faena duranteeste año por estar en infracción. En lo que va de 2000 ya se inspeccionó untotal de 223 plantas, 60 por ciento de los establecimientos habilitados en todoel país, y 123 en el último trimestre, según un informe de la OficinaNacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA).

«Los procedimientos se cumplieron en forma conjunta con la AdministraciónFiscal de Ingresos Públicos (AFIP) y en algunos casos con el Servicio Nacionalde Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) para verificar el cumplimiento detodas las normas impositivas, comerciales y sanitarias que rigen la actividad»,dijo el jefe de asesores de la ONCCA, Marcelo Rossi.

El objetivo fundamental del organismo dependiente de la Secretaría deAgricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación «es limpiar el mercado de lacarne de operadores ilegales y hacer transparentes las prácticas comercialespara evitar la competencia desleal entre quienes cumplen sus obligaciones yquienes las burlan», precisó Rossi.

Dilema

Las infracciones más comunes detectadas por el organismo que preside OscarMerbilaha, son faltas de anotaciones de los libros de faena y registros deactividad de las plantas, operar sin habilitación o con la matrícula distintade la otorgada, faena de reses indocumentadas y salida de carne procesada sin ladocumentación correspondiente.

Rossi indicó que las multas pueden llegar hasta 50 mil pesos «consuspensión temporaria de las plantas cuando la gravedad de la infracción loamerita».

«Aunque lo recaudado en lo que va del año es importante, porque contribuyea financiar nuestros gastos operativos, preferiríamos que bajara dado queindicaría la disminución de las irregularidades», expresó el funcionario.

Los controles se cumplen en forma «sorpresiva» y «los inspectores reciénse enteran del lugar a visitar cuando llegan al aeroparque y reciben los boletospara embarcarse», explicó Rossi.

«La reserva sobre el programa de controles y los procedimientos conjuntoscon inspectores de distintas dependencias (ONCCA, AFIP, SENASA) evitafiltraciones que alerten a los infractores e impide la formación deasociaciones de encubrimiento», enfatizó.

A veces, la aplicación de sanciones plantea a los inspectores el dilema dehacer cumplir estrictamente la ley con riesgo de afectar la continuidadoperativa de la infractora y provocar pérdidas de puestos de trabajo o tolerarciertos niveles de ilegalidad.

Asimismo, Rossi apuntó que el titular de la Secretaría de Agricultura,Antonio Berhongaray, estudia una resolución que daría facilidades de pago alos infractores «para que puedan cumplir con las multas y continuar operando».

El asesor de la ONCCA indicó: «Las infracciones son pocas y de importanciarelativa en los establecimientos del primer cordón urbano, pero a medida quenos alejamos de la Capital Federal las irregularidades van en aumento».

También destacó: «Las cámaras de industriales frigoríficos hace tiempoque reclaman una acción más enérgica y una presencia más efectiva de losorganismos fiscalizadores para eliminar la competencia desleal, lo cual nosestimula a incentivar nuestra actividad y a extenderla paulatinamente a todaslas regiones del país».

Temas en esta nota