Confían en que se logrará un acuerdo de precios con Brasil

05deFebrerode2001a las08:54

El director nacional de Mercados Agroalimentarios, Gustavo Idígoras,aseguró que «existen muy buenas posibilidades de llegar a un acuerdo conBrasil», respecto de la investigación que encaró el gobierno del vecino paíssobre la exportación argentina de leche en polvo a precios presuntamente dedumping.

Idígoras, encargado de las negociaciones internacionales dentro de laSecretaría de Agricultura, participó semanas atrás de las reuniones entrefuncionarios, productores e industriales argentinos y brasileños en San Pablo yBrasilia e indicó a la agencia Télam que «el diálogo entre ambas partes esfluido».

Las exportaciones argentinas de leche en polvo en bolsas de 25 kilos a Brasilgeneran divisas por un total de 190 millones de dólares anuales y representanel 80 por ciento de la colocación de lácteos argentinos en ese mercado.

«Las posibilidades de acordar un precio tal como fija la legislaciónbrasileña son altas», señaló el funcionario tras ser consultado por laversión que circula respecto de la intención de los industriales locales deelevar el conflicto a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

«El tema empezó a canalizarse en la reunión de Florianópolis quemantuvieron los titulares de Agricultura de ambos países, Antonio Berhongaray yMarcos Vinicius Pratini de Moraes, para evitar la implementación de derechosantidumping», indicó Idígoras.

El directivo agregó que «a partir de ahí se generó un canal decomunicación entre los gobiernos para que trabajen en conjunto los industrialesargentinos con la Confederación Nacional de Agricultores (CNA)», organismorepresentativo de los productores lácteos del país vecino.

Idígoras explicó que el juego es a dos puntas, ya que «mientras elGobierno negocia con sus pares brasileños, los industriales lácteos deCórdoba, Santa Fe y Buenos Aires intentan convencer al sector primariobrasileño para lograr un consenso en materia de precios».

«El lunes (pasado) nos reunimos con los representantes provinciales, losproductores y los industriales para explicar el escenario y se acordó seguirtrabajando en favor de un acuerdo con Brasil», sostuvo.

El conflicto con Brasil se remonta a 1996, cuando las exportaciones lácteasargentinas comenzaron a crecer.

Al mismo tiempo, las diferencias de rentabilidad entre los sectoresproductivos de ambos países comenzaron a acentuarse, y el sector primariobrasileño se vio perjudicado.

«El correlato político de esto fue el pedido que los referentes productivosbrasileños elevaron a su Gobierno para que se inicie una investigaciónantidumping», recordó Idígoras.

«El pasado diciembre se definió el primer informe de Brasil donde seestableció que siete empresas argentinas exportaron a precios inferiores a suscostos o menores a los que vendía en el mercado interno, es decir que habíanincurrido efectivamente en dumping», señaló.

La semana que finalizó, representantes de la producción, entre los que seencontraba la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederación IntercooperativaAgropecuaria (CONINAGRO), y la Asociación de Productores de Leche (APL), sereunieron con Berhongaray para dilucidar un acuerdo de precios que no impliqueun costo muy importante para los productores, indicó Idígoras.

Los industriales, en tanto, dialogaron con el titular de Agricultura ymanifestaron su deseo por reunirse de nuevo con la brasileña CNA para lograr unacuerdo definitivo de precios.

«La preocupación de los indutriales de la leche y del Gobierno nacional deque no se llegue a un consenso con Brasil existe, y por eso se plantea laposibilidad de recurrir a la OMC», añadió.

«Sin embargo, estamos todos muy confiados en los acercamientos que se fuerondando», concluyó.

El Gobierno brasileño tiene tiempo hasta el 25 de febrero para definir siestablecerá derechos antidumping o no.

«Mientra

Temas en esta nota

    Cargando...