Irlanda: gran demanda de cortes cárnicos

Por
23deSeptiembrede2002a las08:20

Las exportaciones de carne argentina a Irlanda sumaron 11.016 toneladas por un monto de 56.732 dólares en los primeros ocho meses de 2002 impulsadas por la reconocida calidad del producto y su precio internacional competitivo, según un informe de la Dirección Nacional de Mercados Agroalimentarios.

Aunque el informe se refiere al período enero-agosto del corriente año, en verdad, los envíos a Irlanda, como al resto de los países europeos, se reiniciaron a partir del 1 de febrero pasado tras la reapertura del mercado comunitario para las carnes argentinas luego de la crisis de la fiebre aftosa, por lo que el balance corresponde al movimiento de sólo siete meses.

Las preferencias de los importadores irlandeses se inclinaron por los bifes angostos, de los cuales demandaron 4.615 toneladas a 23.767 dólares, seguidos de pulpas de cuadril (4.378 toneladas a 22.547 dólares) y lomo (2.023 toneladas a 10.418 dólares), señala la información.

Los cortes mencionados en la comunicacion de la Dirección dependiente de la Secretaría de Agricultura, ganadería, pesca y Alimentos (SAGPyA) corresponden a los despachos habituales que se realizan en el marco de la «cuota Hilton» reservada para las carnes de alta calidad que se exportan a Europa.

Precio competitivo

La fuerte demanda irlandesa de carne argentina «se debe a motivos puramente económicos, como su precio competitivo» pero también a «la necesidad de mantener abastecidos a los tradicionales mercados (de ese país) que estuvieron cerrados debido a la enfermedad del BSE (o vaca loca)» agrega la información.

La presencia de la BSE, una enfermedad del sistema nervioso de los bovinos, detectada originariamente en Gran Bretaña que luego se extendió al resto de los rodeos europeos y es transmisible a los humanos, atemorizó a los consumidores comunitarios que comenzaron a demandar carne de los países libres de la enfermedad, como la Argentina.

A la preferencia del público se sumó la insistente presencia de los exportadores argentinos ansiosos por recuperar el terreno perdido en el mercado europeo durante la veda por la aftosa y en vender, antes del vencimiento del plazo, los cupos de la cuota Hilton correspondientes al período 1 de julio 2001/30 de junio 2002.

«La avalancha de los exportadores atentó contra los precios de los cortes Hilton que en febrero se cotizaban a un promedio de 6.500 dólares la tonelada y en junio habían bajado a menos de 3.500 dólares» reconocieron los operadores del sector.

Temas en esta nota