Señales del Niño

Por
11deOctubrede2002a las15:05

Los seguidores de la información climática publicada en esta página, habrán notado que en lo que va del mes de Octubre las precipitaciones siguen un patrón similar al que mostró el mes de setiembre. Esto es, lluvias concentradas sobre la franja este del país con núcleos significativos sobre el litoral.

Durante el mes de Setiembre el anormal calentamiento de la corriente de Brasil, se constituyó en una fuente extra de vapor de agua que la circulación del noreste se encargo de transportar sobre el sur de Brasil, norte de Uruguay y el litoral Argentino. Coincidiendo con esta sobre oferta de vapor de agua, esta vasta región recibió lluvias por encima de lo normal.

En lo que va de octubre el calentamiento de la corriente de Brasil se ha debilitado pero por otra parte la corriente de El Niño se ha intensificado, por lo cual la disponibilidad de vapor de agua en la atmósfera para la región antes mencionada, sigue siendo elevada y eventualmente los sistemas precipitantes más significativos se concentrarán allí.

A propósito de esta situación, desde noviembre de 2002 a febrero de 2003, en el norte argentino todas las miradas se elevarán al cielo: allí, uno de los dos aviones caza-huracanes de los Estados Unidos, equipado con una parafernalia de sensores y radares, hará un detalladísimo identikit de masas de aire que transportan humedad y favorecen la formación de lluvias sobre la Cuenca del Plata.

Con científicos de todo el mundo a bordo, el instrumental de la nave no sólo monitoreará esta corriente de viento que sopla a unos mil metros de altura, sino que espiará peligrosos sistemas nubosos, cuna de poderosas tormentas que abundan en esta parte del planeta.

Mientras tanto, en tierra firme, una red de 600 pluviómetros medirá las precipitaciones durante las 24 horas y también a diario se lanzarán globos y radiosondas para tomar nota de la humedad, la temperatura y el viento en altura.

Así, este experimento, bautizado Salljex (South American Low Level Jet Experiment), logrará el sueño de los meteorólogos: obtener una lluvia de datos que afine las predicciones.

Se pretende confirmar con estas mediciones la relación existente entre la aparición de la corriente del Niño y la posición del Jet de capas bajas, que se cree define el corredor de vapor de agua al este de los Andes convirtiéndose en un componente primordial del balance hídrico de la zona.

En contrapartida con esta situación puede observarse en el mapa que presentamos, que la zona mediterránea del país no ha recibido las lluvias necesarias. Sin embargo se espera que en los próximos diez días este panorama se revierta atendiendo a que en esta época del año comienza a definirse la baja presión del noroeste argentino. Este sistema, de gran influencia para las lluvias de la zona, permitirá una mayor entrada de humedad desde el norte y en consecuencia se prevé que las lluvias entren en su régimen normal.

 Cotizador de Seguros.

Ahora puede pedir cotizaciones a las mejores compañías de seguros del país en forma simultánea y gratuita.

Temas en esta nota