Ambicioso blanqueo del sector rural

25deOctubrede2002a las08:10

El lanzamiento provincial se concretó el pasado martes, en la casa de Gobierno, en un encuentro del que tomaron parte el gobernador interino, Herman Olivero, los secretarios de Agricultura, Gumersindo Alonso, y de Trabajo, Luis Angulo, junto al presidente del Renatre, Gerónimo Venegas, y representantes de las entidades agropecuarias y de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).

Como objetivos centrales de su accionar, el Renatre definió la puesta en marcha de la libreta del trabajador rural y un sistema integral de prestaciones por desempleo, además de la búsqueda de definiciones de políticas nacionales y regionales para el fomento de la producción y el empleo rural.

“El seguro de desempleo para los trabajadores rurales debe ser instrumentado en una próxima etapa. La ley dice que después que estén los trabajadores registrados, que tengamos un censo, recién se podrá implementar el fondo de desempleo. Lo importante es saber que el dinero que aportan los productores va a quedar para los trabajadores”, señaló Venegas a La Voz del Campo. Otras respuestas fueron éstas:

–¿Cuál va a ser el impacto en los costos laborales para los empleadores?

–El Renatre no va a tener un mayor costo o impacto, porque el 1,5 por ciento sobre el salario que ahora aportarán al sistema ya lo venían aportando al fondo nacional del desempleo. El costo será el mismo, con la diferencia de que antes estábamos excluidos del fondo y ahora este aporte va a ir pura y exclusivamente para los trabajadores rurales.

–¿Qué números hay con respecto al presupuesto que va a demandar el Renatre?

–Eso dependerá de la recaudación. Para los gastos de administración del registro la ley admite sólo un 10 por ciento de lo que se recaude. O sea que en la medida que se vaya ampliando el número de aportantes, que el sector agropecuario se registre y aporte, el beneficio social para los trabajadores tenderá a ser más importante.

–La historia del Renatre se remonta a los primeros años de la década del ’90...

–Empezamos en el ’92 (durante el primer gobierno de Carlos Menem), presentamos por primera vez la ley, pero se cayó. Después la volvimos a presentar y en 1999 conseguimos la sanción.

–Además del blanqueo de trabajadores y empleadores, ¿qué se puede esperar del Renatre en materia de políticas de empleo?

–Siempre digo que todo el mundo quiere vender lo que produce, y hay que producir lo que se vende. Yo creo que el Renatre tiene mucha responsabilidad en esto, en capacitar y orientar hacia actividades rentables a los pequeños y medianos productores, que son los que generan fuentes de trabajo.

En la administración del Renatre intervienen Uatre (el gremio rural) y las cuatro centrales agropecuarias: Sociedad Rural Argentinas, Federación Agraria, CRA y Coninagro.

De acuerdo al nuevo régimen, el trabajador rural al inicio de la relación laboral deberá presentar al empleador la Libreta de Trabajo Rural y, si se trata de su primer empleo, presentar la documentación para confeccionarla. El empleador deberá informar al Renatre, en forma trimestral, sobre los datos laborales y actuar como agente de retención de la cuota sindical.

El Renatre es un ente autártico de derecho público no estatal, que tiene por objeto expedir la libreta de trabajo sin cargo alguno para los empleados rurales, centralizar la información y coordinar las acciones necesarias para facilitar la contratación de trabajadores rurales. Asimismo, controla el cumplimiento por parte de los trabajadores y empleadores de las obligaciones que le impone esta ley, brinda al trabajador rural la prestación social del empleo y cumple con la función de policía de trabajo.

“La tarea que llevará a cabo este organismo representa uno de los mayores esfuerzos en materia de regulación de los mercados laborales y de incorporación de ma

Temas en esta nota