Uruguay quiere que Europa valore sus carnes naturales

08deNoviembrede2002a las08:04

En los negocios que se hicieron durante el SIAL, el precio por tonelada bajó U$S 1.000 en relación al 2001

Uruguay sigue dando batalla ante la Unión Europea por lo perjudicial que resulta para sus intereses que el referido bloque económico haya concedido una cuota extra de cupo Hilton para Argentina en el presente año. Más allá de las presentaciones formales efectuadas por las correspondientes vías diplomáticas, los representantes uruguayos siguen trabajando en el tema, y el reciente Salón Internacional de la Alimentación en París, Francia, SIAL, fue el escenario donde autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y los representantes de las diferentes industrias exportadoras uruguayas discutieron la situación con sus pares americanos y europeos.

"Se comentó bastante con los industriales argentinos y brasileños, así como con los importadores de nuestra carne en Europa, que la decisión de la Unión Europea de conceder una cuota extra de 10 mil toneladas de Hilton a Argentina es sumamente perjudicial para Uruguay", dijo el Ing. Agr. Fernando Mattos, representante de la Asociación Rural del Uruguay en la Junta Directiva de INAC.

Mattos, que integró la delegación oficial uruguaya a la feria, recordó que Uruguay le planteó a Europa, exponiendo todos los elementos, cómo la compensación que se le daba a Argentina por no haber cumplido con su cuota 2001 debido a la aftosa y como forma de ayudarle dada la crisis económica por la que atraviesa, "significaba una importante caída de los precios para la carne uruguaya. Porque esas 10 mil toneladas poco menos que significan un volumen adicional del 20% de lo que es el total de la cuota Hilton, afecta los valores que se logran por cada tonelada. Y eso se da, tal cual lo pudimos ver en SIAL ahora, en un momento donde Europa vive una situación recesiva, de precios bajos. Por eso los niveles de precios que se manejaron este año en la feria estuvieron unos U$S 1.000 menos, por tonelada, que el año pasado, lo que representa un 15% de disminución del precio que se lograba dos años atrás", una comparación que vale porque "el año pasado Argentina, por su aftosa, estaba fuera del mercado".

SOBREOFERTA. A criterio de Mattos, "queda claro que, como efectivamente decía Uruguay en su argumentación, evidentemente hoy se nota que la sobreoferta de carne de cortes especiales que se le concedió a Argentina está presionando los precios a la baja".

El productor, además, insistió con que el perjuicio es aún mayor porque que haya más oferta de cortes traseros, que son los que dan el Hilton, afecta asimismo a los precios de los delanteros. "Como Argentina, para contar con cortes de trasero para cumplir esas 10 mil toneladas extras, debe faenar otros 500 o 600 mil novillos, lo que sumado a la cuota histórica que tiene, de 28 mil toneladas, implica que debe sacrificar unos dos millones de novillos para cumplir con su nueva cuota Hilton. Esa producción adicional implica una oferta muy competitiva en el mercado, ya que hará que los exportadores argentinos tengan cortes delanteros de dos millones de reses para vender, justamente, en los mismos mercados hacia donde exporta Uruguay, por lo que seguramente los precios bajen ya que la oferta será más abundante".

Mattos recordó que el pedido uruguayo de ser compensado por la Unión Europea todavía no ha tenido respuesta. Se nos negó sí, en primera instancia, tener parte de esas 10 mil toneladas, que fueron finalmente adjudicadas en su totalidad para Argentina.

"La compensación podría venir porque la UE nos permita ingresar con carnes naturales, orgánicas, que pudieran ser exportadas sin ocupar lugar en las cuotas", señaló el director de INAC, un tema sobre el cual ya el instituto ha realizado varias conversaciones y que, en algunos países europeos, no sería visto con malos ojos. Justamente haciendo hincapié en la calidad natu

Temas en esta nota