Las entidades rurales se unen para proyectar la política agropecuaria

15deNoviembrede2002a las09:14

Las cuatro instituciones agrarias quieren que el futuro plan sea funcional a los intereses de todo el sector.

Las cuatro entidades del campo no formarán una asociación única, pero acordarán los lineamientos de una propuesta común para proyectar una política agropecuaria nacional que defienda a los intereses del sector, señalaron numerosos dirigentes que participaron en la clausura del encuentro de productores agropecuarios realizado en la ciudad de La Pampa.

"Vamos a seguir trabajando en conjunto, tal vez conformando un comité de enlace y ampliando el diálogo a las entidades de la agroindustria para mejorar el nivel productivo del país”, señaló Manuel Cabanellas, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), entidad organizadora del Congreso que sesionó bajo el lema “El futuro es hoy”. Los dirigentes ratificaron su voluntad de consolidar la unidad del sector, manteniendo las individualidades surgidas de historias diferentes y de diferentes maneras de pensar, que no impiden trabajar en común. “Estoy complacido por la participación de los presidentes de las entidades del campo, que nos permite hacer pública una imagen de unidad frecuente en nuestra tarea de todos los días”, remarcó Cabanellas.

Por su parte, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, anticipó que ahora debemos mejorar la coordinación de cuestiones tácticas comunes para dejar atrás el tiempo de pedir y pasar a influir en la toma de decisiones.
Los dirigentes afirmaron que ninguna de las entidades tiene definido el apoyo a un partido determinado para las próximas elecciones, pero prometieron que cuando se definan las candidaturas expondrán su posición en política agropecuaria.

Tanto Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) como Norman Pita, quien asistió en representación del titular de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) dijeron que sus equipos técnicos están trabajando en la preparación de documentos, que podrían confluir en la elaboración de un texto común para los futuros candidatos.

En su exposición ante la asamblea, Miguens destacó que el verano económico que está viviendo el país es el resultado de la respuesta del campo, que sin apoyo crediticio está autofinanciando la siembra de 26 millones de hectáreas y el pago de la campaña de vacunación contra la aftosa que el organismo sanitario nacional dejó de solventar por falta de presupuesto.

A su vez, Buzzi advirtió que sin un replanteo profundo de la situación del país que contenga el drenaje de las poblaciones rurales hacia los centros urbanos, y sin la creación de una banca diferente que sirva a los intereses de la producción será imposible proyectar una nueva política agropecuaria.

El dirigente recordó que en la década del 90 se logró una cosecha récord pero al costo de perder 100.000 productores y de tener 14 millones de hectáreas de las mejores tierras del país hipotecadas. También Cabanellas destacó las posibilidades de crecimiento del sector, al señalar que con una estrategia de mayor exportación se puede multiplicar la intervención argentina en el comercio mundial, del cual actualmente participa en sólo el 2,7%.

Al ponderar la importancia del campo en el contexto de la economía nacional, Cabanellas dijo que el sector agropecuario no sólo encabeza el rubro exportador con una participación del 60% y del 20% del Producto Bruto Interno (PBI), sino que también es la columna vertebral de la economía de miles de ciudades del interior.

También expusieron en el encuentro, el representante de la Unión Europea, Christophe Manet, quien habló sobre “La visión europea del campo argentino”; y el de la Embajada de Estados Unidos, Brian Doherty y Erich Kuss, quienes comentaron “Las perspectivas de las relaciones comerciales” con la Argenti

Temas en esta nota