Marginados de la Hilton apuntan contra Lebed

Por
22deNoviembrede2002a las08:15

Le iniciaron causas por supuestas irregularidades en el otorgamiento de las 35 mil toneladas de carne para la UE

Los cuestionamientos sobre el criterio con que la Secretaría de Agricultura repartió la cuota Hilton entre los frigoríficos exportadores está lejos de atenuarse.

Las firmas que quedaron afuera (poco más de media docena de plantas) desataron una dura batalla judicial con el secretario Haroldo Lebed, a quien acusan de incumplimiento de deberes de funcionario público, desobediencia y falsedad ideológica de documento público.

En contraposición, las cámaras que agrupan al 90% de los frigoríficos exportadores salen en defensa del funcionario y del criterio utilizado a la hora de la repartija. Entre los que quieren ver a Lebed en el banquillo se encuentra el frigorífico Subga, al que le correspondía una cuota de alrededor de 700 toneladas, y pese a haber impuesto una medida cautelar para obtenerlas, la misma fue denegada.

“Teníamos organizadas las ventas, las producciones, las compras de hacienda y la toma de 250 nuevos empleados para poder cumplir”, señaló Gonzalo Martínez, propietario del frigorífico que opera en una planta de 12 hectáreas, emplea a 300 personas y está en convocatoria de acreedores. “Nos encontramos en una situación complicada, tendremos que hacer 150 despidos y achicarnos a lo mínimo para poder mantener la plata”, agregó.

El abogado Mariano Varela, en calidad de querellante, inició una causa contra Lebed el 22 de octubre último. En la misma se acusa al funcionario de cometer las irregularidades previamente enumeradas. “Los cargos están basados en el hecho de que en la distribución no cumplió con órdenes judiciales que debería haber cumplido, como en el caso de Subga”, explicó Varela, quien destacó que el expediente que debía reunir los antecedentes de la resolución 186, que distribuye las cuotas, hay peticiones de frigoríficos que no fueron introducidos, así como también antecedentes que no se compadecen con el expediente.

Darío Ravetino, presidente de la Cámara de Frigoríficos de Argentina, salió al cruce de las denuncias al defender la resolución de base que establece un sistema de reparto de cuotas que hace prevalecer la past performance. “El reparto queda en manos de las plantas que más esfuerzo hacen por efectuar exportaciones, reabrir mercados e invertir”, dijo. El directivo calificó de “distorsivo” cualquier mecanismo diferente para obtener cuotas, como las medidas cautelares y el criterio de mínimos igualitarios.

Otra suerte corrió el frigorífico Swift, que a través de un oficio judicial pidió que se le reserven 1109 toneladas sobre el total de 25 mil a repartir (más 10 mil más de extra) y le fueron concedidas. En cambio, Lafayette logró la nulidad de la resolución, pero Lebed hizo caso omiso a la misma.

Temas en esta nota