Menos tambos bonaerenses

Por
05deDiciembrede2002a las08:15

Como último paso ante la grave crisis que atraviesa el sector, la Asociación Regional Pampeana de Control Lechero (Arpecol) solicitaría al gobierno provincial la refinanciación de deudas aunque declinaría presentar la declaración del estado de desastre para la actividad tambera, que en el 2002 sufrió el cierre de 15% de los más de 2 mil establecimientos.

En efecto, Arpecol -única entidad bonaerense que nuclea a los 24 centros de control lechero- junto con los senadores justicialistas Patricio García, Miguel Di Salvo y Carlos Mosse ya solicitaron al gobernador Felipe Solá un urgente paquete de medidas para recuperar la actividad en el corto y mediano plazo.

Ahora la entidad, o en su defecto las cuatro cuencas lecheras de la provincia (Abasto Norte y Sur; Oeste, y Mar y Sierra), hará el planteo según adelantó el miembro de Arpecol, Alberto Miranda, que tendrá los siguientes puntos: 1) declarar estado de desastre de la actividad tambera; 2) fijación de precios de referencia para el pago a la producción y acortamiento de plazos de pago; 3) cancelación de deudas con bonos nacionales y/o provinciales a productores tamberos, siempre que se certifique que es su actividad principal, y 4) reprogramación de deudas, con adecuación de tasas a valor producto (ajustadas al volumen de producción) y plazo mínimo de cinco años.

En conjunto con esta estrategia de corte productivo, avanza en Diputados un proyecto impulsado por la diputada del PJ Marta Helguero que busca sanear la situación de las Pyme con deudas y acreencias ante el Estado provincial: no se ejecutarían ni sancionarían sus créditos si el Estado no cumple sus obligaciones.

La Plata

Temas en esta nota