Los negocios del agro

05deDiciembrede2002a las08:04

“Algunos días atrás un conocido productor y dirigente agropecuario, hablando de la necesidad de capacitación, dijo que la gente se estaba saturando con el tema agronegocios . El comentario es significativo, porque abre un espacio de duda con respecto a qué significa agronegocios y las razones que conducen a preguntarse porqué puede saturarse alguien con un concepto. ¿Qué significa agronegocios y porqué alguien habría de saturarse con ello?”

El término y su origen

“La palabra agronegocios es una castellanización del término agribusiness , que en inglés significa los negocios del agro. Fue utilizada por primera vez por los profesores Davies y Goldberg, de la Escuela de Negocios de la Universidad Harvard. En esta Escuela, donde no había estudios sobre la agricultura ni sobre economía agraria, buscaron aplicar las teorías y técnicas utilizadas en los demás cursos a la gerencia de negocios del agro.

Había ofertas académicas en agricultura y en economía agraria en numerosas universidades norteamericanas. La economía agraria estudiaba principalmente los aspectos de economía de la producción, de los mercados y la formación de precios. En una época de mucha regulación pública -al menos mayor que la actual-, la economía agraria se aplicaba principalmente para analizar la oferta, la demanda y los impactos de las políticas sobre la producción, el comercio y los precios.

Al mismo tiempo, con la creciente importancia del procesamiento industrial de las materias primas agrícolas, se iniciaban estudios sobre agroindustria. En ellos se buscaba entender la economía del procesamiento y se utilizaba un enfoque de proyectos. Se desarrollaron las metodologías de análisis de proyectos de inversión, concentrándose en los factores que determinaban el abastecimiento de materias primas, insumos, mano de obra, decisiones de localización de plantas, demanda y precios. Típicamente los utilizados en Uruguay para ser presentados a organismos públicos y privados de financiamiento, etc.

Otra rama de estudios atendía lo que se conocía en inglés como farm management o gestión agropecuaria. Principalmente en las universidades estatales agrícolas, la academia buscaba herramientas para ayudar las decisiones de producción y de inversión a nivel de productores agropecuarios; sistemas de registración y control; técnicas de presupuestación; modelos económicos de producción, simulación y optimización; análisis de costo-beneficio.

Pero para Goldberg y Davies estos enfoques no daban respuesta a sus problemas. La economía agraria se basaba en herramientas económicas y miraba los problemas desde una perspectiva principalmente de políticas públicas. La gestión agropecuaria tenía un foco porteras adentro de los establecimientos. Lo agroindustrial, si bien se preocupaba del abastecimiento de materias primas y del mercado, quedaba restringido a la planta física y a sus relaciones más inmediatas en la cadena de abastecimiento.

Notaban dificultades en los estudiantes cuando encaraban el estudio de negocios relacionados con la agricultura y los alimentos. Los aspectos tecnológicos, los ciclos biológicos, la perecibilidad, la estructura atomizada de la producción, las distancias, la dinámica de los mercados, las instituciones, los sistemas regulatorios, se sumaban para que los negocios del agro aparecieran como algo muy complejo.

Existían diversidad de fenómenos vinculados entre sí: la industria de la carne afectada por sus propios actores e instituciones y con efectos cruzados desde la industria de granos, la de aves y la de cerdos; los mercados locales relacionados con lo regional e internacional. Cambios tecnológicos complejos, cuyo entendimiento era necesario para evaluar impactos en todos los sistemas agroindustriales.”

El enfoque de sistema

“Con esta perspectiva de complejidad e integración, desarrollaron una manera de

Temas en esta nota