Mensaje de los productores lecheros

Por
06deDiciembrede2002a las08:04

La reunión de las mesas interprovinciales de lechería con el ministro de la Producción, Aníbal Fernández, en San Francisco, y la audiencia pública para presentar objeciones al presupuesto provincial 2003 –que se concretó ayer en la Legislatura– fueron el escenario donde el sector canalizó distintas propuestas y reclamos.

En el primer caso, la Mesa Interprovincial de Productores Lecheros, que congrega a representantes de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, dejó sentado en un documento que –a pesar de los avances en perfilar una política para el sector– “es poco lo logrado para encontrar soluciones inteligentes y duraderas para salir de la crisis y procurar evitar que en el futuro se repita”.

El diagnóstico de los productores es que, desde 1999, la lechería argentina atraviesa por la mayor crisis de su historia, caracterizada por una caída de los precios al productor, que ha colocado a estos por debajo de los costos de producción y ello ha traído como consecuencia un alto endeudamiento, el cierre de numerosos establecimientos, y colocado a la mayoría de los que permanecen en la actividad en una situación tan crítica que no es posible predecir su futuro.

También se advierte que, de continuar la caída de la producción, se verá comprometido el abastecimiento interno a corto plazo, circunstancia que agregará una nueva complicación a las ya originadas por esta crisis.

Mientras el Gobierno evalúa algunas medidas (suba del arancel extra Mercosur, rebaja de retenciones, cambios en el IVA, refinanciación de pasivos), las mesas interprovinciales y el sector oficial tienen por delante un arduo trabajo para avanzar en un paquete de instrumentos para consolidar una política lechera para los próximos años. Los productores y la industria tienen, en este escenario, un desafío fundamental, que es el de funcionar como los principales eslabones de una única cadena.

Otra vez, la tasa vial

Ayer, en la audiencia pública sobre el presupuesto, las entidades del agro provincial hicieron foco sobre un capítulo de la futura ley impositiva que deja librado a la decisión del Ejecutivo la decisión de “reducir o incrementar” ciertos tributos. Si bien el Gobierno provincial había definido, previo al envío del proyecto, que no habría modificación de alícuotas ni de bases imponibles, una de las propuestas que siguen en pie –según la lectura de las entidades– es el aumento de 100 por ciento en la tasa vial, con el objeto de mejorar el presupuesto de los consorcios camineros en 2003.

Los legisladores de la Comisión de Presupuesto tomaron nota de las opiniones de la distintas cámaras, para dar un veredicto cuando en los próximos días se trate la sanción definitiva del presupuesto y de la ley impositiva que regirá el próximo año.

Temas en esta nota