El agro podría recaudar millones a partir de los inventos.

13deDiciembrede2002a las12:48

Si en los próximos 8 años, el proyecto de "Transformación de Soja con genes antifúngicos" que lidera el Dr. Alejandro Mentaberry da un resultado positivo, la firma Bioceres podrá generar entre 6 u 8 millones de dólares por medio de los royalties o licencias de esta primer patente.
Le siguen un segundo proyecto firmado hace pocos días con el INTA, por medio de un convenio para "la obtención de plantas transgénicas de maíz que expresen zonas derivadas del genoma del virus del Mal de Río Cuarto (MR IV); y ya está en carpeta el estudio de un gen que permita resolver el problema del stress hídrico en los girasoles.
El Dr. Fernando Sánchez, es el responsable de la estrategia legal en gestión del conocimiento de la firma que adopto el nombre de la Diosa de la Agricultura (bioceres), y planifica como optimizar las ventajas que en la nueva empresa pueden otorgar la propiedad intelectual de estos activos estratégicos que son los inventos.


Aunque para los Argentinos suene como algo nuevo, ¿son muchos los ejemplos de utilización de patentes en el mundo?.

En 1903, la firma Gillette patentaba por primera vez una de sus innovaciones tecnológicas vinculadas al tradicional sistema de afeitado. De ahí en más, a través de todos estos años generaría productos y nuevos sistemas que le facilitarían continuamente el desarrollo de nuevas patentes. A pocos meses de que se cumplan 100 años de historia, lo increíble es que esta marca, que -en primer lugar- le viene a la mente a cualquier ser humano a la hora de afeitarse, sigue generando nuevas patentes, invierte millones en estrategias y capital intelectual, y recauda cifras bi-llonarias a partir del conocimiento. Ese es un verdadero ejemplo de utilización del conocimiento, de programar estrategias.

A futuro, ¿Es un fenómeno que puede comenzar a darse en el sector agropecuario?.

Considero que sí, es el sector que más crecimiento y tecnología incorporó en los últimos años. El agro Argentino va por ese camino, Podríamos decir que -si lo comparamos con la historia de Gillette- se adelantó un año en el nuevo siglo, al dar la señal de inicio a partir de los primeros meses.
Esto que parece nuevo, en el mundo se llama sociedad de conocimiento y por medio de ella se pueden obtener las oportunidades comerciales que toman valor y se agudizan a partir de las marcas, inventos, modelos y diseños industriales.

Un nuevo siglo. ¿Muchos cambios para el sector agropecuario?.

Se podría decir que estamos en un inicio que -a futuro- puede llegar a posicionar al agro como uno de los sectores que comience a utilizar sus activos, como lo hacen en el campo de la informática Microsoft, IBM; Disney por el lado de los entretenimientos y muchas empresas farmacéuticas que generan millones a través de sus licencias. Nuestro sector comienza a ser protagonista en biotecnología para el desarrollo de la nueva empresa agropecuaria.

¿Ese es el rol de Bioceres?.

A la par de lo que se investiga, en Bioceres la estrategia más importante en materia de patentes, pasa por direccionar la organización de la empresa centrando la ventaja competitiva en la gestión de la propiedad intelectual. El uso de las patentes, las licencias, sus ventas y alianzas estratégicas.

¿Nuestro país se prepara para lo mismo?.

Me gustaría pensar que sí. Aunque en Argentina las asignaciones para la investigación casi no existen, ni tampoco hay una política dirigida para ello. Sin embargo, ha sido la agricultura, su desarrollo e innovaciones como la Siembra Directa las que han permitido captar interesados, accionista dispuesto a arriesgar para solucionar problemas en el campo, con nuestros propios expertos.

¿Suena como un sueño?.

Por momentos, un poco complicado. Pero basta con entender que en el campo de las ciencias de la vida, la industria farmacéutica y el agro, aparecen c

Temas en esta nota