Polémica: impulsan recrear la Junta Nacional de Granos

Un proyecto de ley que recrea la Junta Nacional de Granos fue presentado por el senador Ricardo César Taffarel (UCR-Entre Ríos) y ya circula entre operadores, analistas y entidades.

20deJuniode2003a las08:31

Según la propuesta del senador, la nueva Junta Nacional de Granos tendrá como objetivo organizar ejecutar y fiscalizar del comercio de granos de la Nación, proponer al Poder Ejecutivo para su aprobación la fijación de los precios mínimos para los distintos granos; «cuando las distorsiones del mercado pongan en peligro la sustentabilidad de los productores agrarios o se ejerzan monopolios u oligopolios perjudiciales al interés general de la Nación»; y entre otro de los ítem prevé «ejercer el comercio de aquellos granos en cuya compraventa el gobierno nacional deba intervenir en defensa de la producción, como consecuencia de la aplicación de los precios mínimos, o cuando la regulación del mercado lo hiciese necesario, y comerciar los productos y subproductos oleaginosos cuando así se dispusiera». Según los fundamentos del proyecto, la JNG también debería «reglamentar y/o regular la compraventa de granos, a los intereses de la producción, el comercio, la industria y el consumo del país, y a los requerimientos del exterior, procurando agilidad y simplicidad en los trámites; de manera de asegurar transparencia, equidad y justicia en los negocios agrarios, teniendo especial énfasis en la protección de los pequeños y medianos productores, sus familias y las economías regionales».

El senador Taffarel también argumenta que «el comercio de granos en nuestro país ha demostrado un grado superior de concentración a raíz de varios factores, dentro de los cuales la falta de regulación ha provocado que los pequeños y medianos productores se encuentren desprotegidos y a merced de las grandes empresas concentradoras que en la mayoría de los casos son transnacionales».

La idea despertó críticas desde algunos sectores y opiniones diversas que aquí se transcriben:

RICARDO BACCARIN (Corredor, analista, vicepresidente de Panagrícola)

«Como criterio general, el proyecto es un marcado retroceso a lo que hoy son las prácticas corrientes en el comercio granario mundial. La Argentina viene discutiendo desde hace muchos años en diversos foros internacionales, intentando desmantelar estructuras comerciales estatales que alimentan subsidios. Las retenciones ya impuestas y la creación de un ente como la JNG contradicen este espíritu. Cabría reflexionar cuánto creció la producción granaria argentina cuando el comercio nacional estaba en manos de la JNG y cuánto ha crecido a partir de su disolución a fines de los ''80. No sólo crecimos exponencialmente en términos productivos, sino que además nos superamos ampliamente en eficiencia logística, compitiendo codo a codo con los países más eficientes en la materia. Históricamente, la JNG no pudo ni supo concretar su tarea de dar transparencia y mejorar la estructura de precios interna; solamente la vinculación directa del productor con los mercados internacionales sirvió para este propósito, aun con la competencia desleal de las prácticas proteccionistas de otros países. Tal vez resultaría útil generar un amplio debate para discutir seriamente cuál es el mejor método para proteger y mejorar la situación de nuestro productor agropecuario, pero partiendo de soluciones nuevas y no de experiencias fracasadas y ya superadas.»

GUSTAVO OLIVERIO (Productor, ex subsecretario de Agricultura de la Nación)

«Un proyecto así es volver 30 años para atrás. Si hoy pensamos que en la Argentina las cosas se arreglan con controles de precios repetiremos la historia. No quiere decir que el Estado no ejerza su función de control pero el proyecto de este señor no contempla que el mundo va al revés y avanza hacia la descentralización...que no quiere decir que el Estado ceda su poder de control.»

ALFREDO BIO

Temas en esta nota