FAA reclamó la reducción de la tasa rural

La entidad se reunió con Fragueyro y presentó un estudio que demuestra que se puede reducir el gravamen

Por
07deAgostode2003a las08:12

Los productores nucleados en Federación Agraria Argentina (FAA) le presentaron ayer al ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Santa Fe, Ricardo Fragueyro, un estudio realizado por la entidad que demuestra que las tasas impositivas cobradas por los municipios y las comunas son excesivas.

Los hombres del campo sostienen que el cobro de la tasa supera el costo para el mantenimiento de las rutas, los caminos y de todos los servicios que deberían ofrecer las comunas como contraprestación por el pago impositivo.

La tasa por hectárea es medida en litros de gasoil. El promedio que cobran las comunas ronda los cinco litros de gasoil por hectárea por año. El caso extremo es el de Montes de Oca que cobra ocho litros por hectárea por año. Los productores también señalan que las comunas ya perciben un porcentaje del impuesto inmobiliario rural, por lo que consideran que estas tasas son una doble imposición.

El análisis de costos realizado por FAA determinó que la tasa podría fijarse en dos litros de gasoil por hectárea por año. El estudio, además, demostró que se puede cobrar menos que el monto actual y brindar un buen servicio a los productores de la provincia.

La bronca de los productores estalló cuando algunas comunas comenzaron a intimar con cédulas judiciales a aquellos que no estaban al día con los pagos del gravamen. Los hombres de campo también sostienen que la tasa sólo tiene como finalidad incrementar las arcas públicas sin establecer contraprestación alguna.


Reunión con Campos

Por otra parte, los representantes de las cuatro entidades nacionales del agro reclamaron ayer un recorte de la deuda financiera que afecta a los productores y la reformulación del cálculo del impuesto a las Ganancias durante la reunión de la Mesa Nacional Agropecuaria realizada en la Secretaría de Agricultura (Sagpya).

"Las autoridades reconocieron la voluntad de pago de los productores y nosotros reclamamos una metodología para bajar el peso de los punitorios que se sumaron al capital original e hicieron impagables las deudas", dijo el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Manuel Cabanellas. El principal acreedor de los productores agropecuarios es el Banco Nación.

Eduardo Buzzi, de FAA, explicó que se pondrán en funcionamiento los consejos consultivos regionales para que cada productor pueda discutir con su acreedor las posibilidades de pago. De todas formas la entidad estima que ocho mil hombres del campo no podrán pagar su deuda, aunque demuestren interés de pagar, y se deberá crear un mecanismo que solucione este problema.

Durante el encuentro, presidido por el titular de la Sagpya, Miguel Campos, los dirigentes solicitaron la reformulación del cálculo del impuesto a las Ganancias pues aunque algunos ya pagaron las alícuotas correspondientes al primer semestre hay muchos juicios pendientes.

Temas en esta nota