Caen los márgenes de los granos gruesos

Independientemente de los vaivenes que muestra el mercado de granos en los últimos días por motivos climáticos, los resultados económicos que prometen los cultivos de granos gruesos hoy son bastante menos alentadores

Por
09deAgostode2003a las07:24

Carlos Marín Moreno

Independientemente de los vaivenes que muestra el mercado de granos en los últimos días por motivos climáticos, los resultados económicos que prometen los cultivos de granos gruesos hoy son bastante menos alentadores que los calculados dos meses atrás, cuando los productores se entusiasmaban con las altas cotizaciones que generaban los bajos stocks mundiales.

Las posteriores caídas de precios de la soja y del maíz, ante la perspectiva de una gran cosecha estadounidense, determinaron fuertes recortes en los resultados que obtendrán los productores que no se cubrieron con los altos precios de mayo y junio.

En aquella época, cuando todavía no se había tomado conocimiento del incremento de oferta, una soja de 28 quintales por hectárea y US$ 160 por tonelada en el sur de Santa Fe prometía un resultado final del orden de los US$ 200 por hectárea luego de pagar costos fijos y variables. Hoy la utilidad cae a US$ 100/120 a raíz del debilitamiento de las cotizaciones que se observa en el Mercado a Término.

* * *

"El negocio de agricultura en campos de terceros empieza a ponerse dudoso en caso de haber pagado un alquiler anticipado de 14/15 quintales de soja por hectárea, sin haber previsto una cobertura también anticipada en el Mercado a Término", aseguró el responsable de una gran organización de siembra que ya tiene todos los insumos comprados.

Calculadora en mano, el operador demostró que en abril/mayo de 2003 se podían cubrir los costos variables y fijos de la soja con 11 o 12 quintales por hectárea. Agregando un alquiler de 12/15 quintales se llegaba a una suma que dejaba una ganancia razonable si se obtenía un rinde de 28/30 quintales. Hoy la caída de precios en dólares para mayo de 2004 determina que se necesiten 15/16 quintales por hectárea para cubrir los costos totales, más 12/15 quintales de alquiler, con lo que se llega a una situación de ganancia cero o de quebranto, según el rinde que se obtenga.

Las cuentas del maíz muestran similar tendencia. Con un precio de US$ 80 por tonelada, se requerían alrededor de 45 quintales para los gastos de estructura, implantación, protección, cosecha. Con los precios de marzo de 2004 del MAT, para cubrir todos los gastos se necesitan 55/60 quintales, sin contar el alquiler. El operador admitió que estos cálculos son teóricos, que falta mucho para la cosecha, que el mercado está muy volátil por los bajos stocks y que de ahora a la recolección pueden ocurrir sucesos no contemplados por compradores y vendedores. Pero también advirtió que la mayoría de los analistas no espera grandes repuntes de precios de los granos gruesos en el corto plazo.

* * *

Las repetidas lluvias de los últimos días redujeron las entradas en Liniers y permitieron una recuperación de los precios ganaderos durante los tres primeros días de la semana. "Algunos lotes de novillos superaron los $ 2 por kilo, algo que no se veía desde la primavera de 2002", destacó un rematador del mercado, con nostalgia.

La recuperación también llegó a las vacas, con algunos lotes que se volvieron a cotizar a $ 1,70 por kilo, y a las vaqui

Temas en esta nota