Productores agropecuarios reclaman plan de seguridad

Los delitos en el campo generan pérdidas por $100 M al año. En Tandil, se reunieron representantes de 40 entidades vinculadas al agro.

Por
01deSeptiembrede2003a las08:04

Los delitos en el campo generan pérdidas por $100 M al año. En Tandil, se reunieron representantes de 40 entidades vinculadas al agro. El ministro de Seguridad de la provincia, Juan Pablo Cafiero, admitió que "después del robo automotor, el que se comete en el campo es lo que más preocupa"

Alrededor de 40 entidades de productores agropecuarios de la provincia de Buenos Aires reunidas en Tandil, donde se desarrollaron las "Segundas jornadas sobre delito rural bonaerense", reclamaron el relanzamiento de un programa nacional de seguridad rural.

Paralelamente, pidieron la creación de una Dirección de Seguridad rural en el ámbito del Ministerio de Seguridad bonaerense para enfrentar la reiteración de hechos ilícitos en los campos provinciales, que representan pérdidas del orden de los 100 millones de pesos al año, según estimaciones oficiales.

En dicho encuentro, el titular de la cartera de Seguridad provincial, Juan Pablo Cafiero, reconoció que "después del robo automotor, el delito rural es lo que más preocupa en la provincia". No obstante, Cafiero reveló que, según datos oficiales, los niveles delictivos descendieron en los 27 distritos en los que se puso en marcha la Patrulla Rural, que combina la intervención policial con la participación de productores y municipios.

El ministro exhibió ante los presentes el primer mapa del delito rural confeccionado por la Dirección General de Evaluación de la Información para la Prevención del Delito provincial, que da cuenta de que, entre el 1° de enero y el 20 del mes último, se registraron 951 denuncias por delitos rurales. Según ese mapa, los distritos más críticos son Olavarría y Azul, donde el promedio de casos oscila entre los 64 y los 120.

Si bien los representantes de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y los de la Sociedad Rural Argentina (SRA) reconocieron la caída en los niveles del delito rural, también coincidieron en que "aún falta mucho más".

En Tandil, ante las autoridades nacionales y provinciales, los ruralistas también pidieron habilitación de fiscalías rurales, como la que funciona desde principios de año en Dolores, la descentralización de lugares para realizar denuncias en el ámbito rural, la asignación de partidas para equipamiento, la capacitación de las patrullas rurales y el endurecimiento de penas para este tipo de delitos.

 

Temas en esta nota