Daños: La falta de agua y forraje provoca la muerte de animales

Los principales problemas se producen en los cultivos de trigo que se encuentran en plena evolución. En algunas provincias norteñas se denunciaron inconvenientes entre la población, aseguró una fuente de la Secretaría de Agricultura.

01deOctubrede2003a las08:16

La prolongada sequía que afecta a extensas áreas rurales del centro y norte del país está provocando fuertes pérdidas en los cultivos de trigo y un número indeterminado de muertes de animales por falta de agua y alimentos, informaron ayer funcionarios y productores agropecuarios.

“Los principales daños se registran en los cultivos de trigo que se encuentran en plena evolución pero también hay pérdidas de hacienda por falta de agua y forraje y, en algunas provincias norteñas se denunciaron problemas entre la población”, aseguró una fuente de la Dirección de Desarrollo Agropecuario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA).

“Un cuadro más ajustado de la situación lo tendremos mañana luego de la reunión mensual de la Mesa Nacional de Emergencia Agropecuaria”, agregó.

El encuentro, que se realizará en la SAGPyA, contará con la asistencia de los representantes de las provincias que ya anticiparon el pedido de reconocimiento de emergencia agropecuaria para los productores afectados por la sequía.

Según los informes preliminares las áreas más castigadas son las areas trigueras del sur de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa aunque se denunciaron pérdidas en zonas de cultivo de la provincia de Salta.

Las denuncias de los funcionarios provinciales son ratificadas en el informe de evolución de los cultivos elaborado por la SAGPyA con datos hasta el 26 del corriente, según el cual la falta de lluvias en las provincias trigueras disminuirá sensiblemente el volumen final de la cosecha.

Sin lluvias.

 “La falta de lluvias en el sur de la provincia de Buenos Aires provocará la pérdida casi total de la cosecha fina y una mortandad todavía no cuantificada del ganado vacuno”, señaló Roberto Molini, director regional bonarense de la Federación Agraria Argentina (FAA).

“Desde el 1º de enero hasta la fecha llovieron apenas 180 milímetros, para una media anual de 550 milímetros y los trigales están destrozados, no levantan más de 10 a 15 centímetros del suelo y ya están encañándose lo que implica que no habrá más desarrollo con pérdida total de las plantas”, aseguró el dirigente.

Molini explicó que la falta de agua y alimento ya provocó una gran mortandad de animales. “Los rollos (de forraje para los animales) cuestan entre 130 y 140 pesos cada uno más el costo del flete que los hace inaccesibles”, contabilizó.

La situación de la región triguera bonaerense será evaluada hoy durante el encuentro de productores y funcionarios municipales de 15 distritos del sur bonaerense convocados por la Asociación de Ganaderos y Agricultores (AGA) de Bahía Blanca.

Los partidos más afectados son los de Coronel Rosales, Puna, Saavedra, Tornquist, Valentín Alsina y Guaminí, señalaron los organizadores.

Del encuentro participarán el presidente de Confederación de Asociaciones rurales de la provincia de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Mario Llambías, los intendentes de los partidos bonaerenses afectados, y representantes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Coninagro y Federación Agraria Argentina (FAA).

“El propósito de la reunión es buscar soluciones que atiendan los aspectos tributarios, financieros, logísticos y sanitarios”, explicó Néstor Casali de la AGA.

Asimismo, el presidente de la Cámara de la Producción de Legumbres de Salta, Francisco Yakúlica, advirtió que “la sequía que afecta a gran parte del territorio provincial ya afectó al 50 por ciento del total de hectáreas sembradas con trigo”.

El diri

Temas en esta nota