Impulsan el desarrollo de maquinaria agrícola

Córdoba y Santa Fe gestionarán beneficios impositivos.Lo acordaron ayer los gobernadores De la Sota y Reutemann.Además solicitarán ante el gobierno nacional ayuda crediticia y mayor acceso a tecnología y capacitación.

Por
21deOctubrede2003a las08:17

CORDOBA.- Con la intención de incentivar la expansión de la industria de maquinarias agrícolas en sus provincias, los gobernadores de Córdoba, José Manuel de la Sota, y de Santa Fe, Carlos Reutemann, firmaron un convenio que apunta a consolidar las ventas en el mercado interno y a mejorar la productividad del sector.

El acuerdo contempla beneficios impositivos, ayuda crediticia y el desarrollo en tecnología y capacitación, para lo cual será fundamental contar con el respaldo del gobierno nacional.

El "memorando de entendimiento" para el crecimiento de esa industria se firmó ayer en la ciudad de Marcos Juárez y, además de los gobernadores, lo suscribieron la Cámara Argentina de Fabricantes de Máquinas Agrícolas (Cafma), la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), la Unión Industrial de Córdoba (UIC), la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (Cimcc) y el Movimiento de Defensa de la Maquinaria Agrícola (Modemaq).

No se descarta que Buenos Aires se sume a la iniciativa de Córdoba y Santa Fe, provincias donde se concentra el 70% de las fábricas de maquinaria agrícola. Para consolidar las ventas en el mercado interno -que este año marcan un récord en la comercialización de tractores y cosechadoras-, el convenio contempla la implementación de líneas de crédito a tasa subsidiada para los productores agropecuarios que compren bienes de origen nacional. En este punto, aunque las provincias se comprometen a bonificar una porción de la tasa, será necesaria la contribución del gobierno nacional.

También se le pedirá al gobierno central que instrumente un tratamiento impositivo igualitario para los bienes de producción nacional e importados.

A su vez, se prevé la posibilidad de que el productor pueda realizar la amortización acelerada de los bienes de capital por medio del pago del impuesto a las ganancias en un año y, además, se requerirá que se mantenga vigente el reintegro del 14% para la venta de maquinaria de fabricación doméstica.

Créditos blandos

Para mejorar la productividad del sector, el acuerdo contempla la obtención de créditos de largo plazo y baja de la tasa de interés para que los fabricantes incorporen tecnología en la producción, así como la posibilidad de contar con fondos provenientes de organismos de ciencia y tecnología para promover el desarrollo tecnológico.

En ese mismo sentido, los gobernadores y las entidades apuestan a conseguir financiamiento "blando" para las exportaciones, lo que permitiría competir con Brasil más allá del mercado interno, y a establecer programas de desarrollo para los pequeños y medianos fabricantes de partes y conjuntos. Por último, las provincias y las empresas pretenden establecer programas conjuntos para la capacitación del personal.

"El trabajo especializado es un aspecto fundamental que se está perdiendo, y precisamos que se forme gente que se incorpore a las fábricas con alta capacitación", precisó el vicegobernador, Juan Schiaretti, que participó de la elaboración del acuerdo.

"También queremos que la maquinaria agrícola se pueda comprar con crédito, porque esta buena situación del productor agropecuario no necesariamente va a permanecer por tanto tiempo", agregó el funcionario.

Luego de cuatro años de recesión, hoy el complejo trabaja con el 90 por ciento de la capacidad instalada y emplea a unas 45 mil personas.

Jimena Massa

Temas en esta nota