China estima en 45 millones de toneladas el déficit de grano en 2003

Esta tendencia podría disparar los precios de los cereales en la cesta de la compra, según estimó hoy el gobierno chino.

Por
06deNoviembrede2003a las08:49

"China consume cada año más y produce cada vez menos", alertó Han Jun, director del Centro de Investigación y Desarrollo (CID), comité económico asesor adscrito al Consejo de Estado (Ejecutivo).

En este contexto, el primer ministro chino, Wen Jiabao, hizo hace dos semanas un encendido llamamiento al aumento de la producción de grano, argumentando que la supervivencia de la economía nacional estaba en juego.

Aunque el suministro nacional de grano está a salvo, ya que China cuenta con suficientes reservas en los almacenes estatales, Han Jun exhortó al Gobierno a "incrementar la producción en 20 millones de toneladas en los próximos dos años".

El director general del Mercado de Grano de Zhengzhou (capital de la provincia central de Henan), Li Jingmou, ha augurado incluso una crisis del suministro de cereales para el año 2005.

Según las estadísticas en poder del CID, los chinos consumieron entre 480 y 490 millones de toneladas de grano anualmente desde el año 2000, mientras la producción nacional no superó las 455 toneladas.

Los precios del arroz -alimento nacional-, trigo, maíz y las semillas en las tiendas han registrado drásticas subidas en las últimas semanas, lo que ha disparado la inquietud entre los consumidores.

Paradójicamente, la actual tendencia alcista de los precios es positiva para los agricultores, que han sido en varios años víctimas de malas cosechas y de unos precios a la baja.

En un intento por evitar el pánico entre la población, el Gobierno anunció ayer que, en caso de crisis de suministro, las autoridades intervendrían en el mercado para estabilizar los precios del grano.

La política de reforestación puesta en marcha por el anterior Ejecutivo, que tenía por objetivo frenar el avance del desierto, ha reducido en un 1 por ciento la superficie cultivable en los últimos tres años.

China, cuya superficie dedicada al cultivo es una de las más bajas del mundo, ha incrementado considerablemente en los últimos años sus importaciones de cereales, como la soja, de Brasil y Argentina.

Temas en esta nota