Propuesta de clasificación del trigo argentino

La clasificación de la producción triguera en Clases por grupos de variedades y proteína, contribuiría a mejorar la rentabilidad del productor y acopiador. Además, permitiría satisfacer la demanda de la industria y de la exportación

Por
Propuesta de clasificación del trigo argentino
13deNoviembrede2003a las11:20

Argentina históricamente ha colocado su saldo exportable por bajos precios y no por su calidad. Como país productor y exportador debemos competir con Canadá que realiza 42 segregaciones y que es productor del trigo de mejor calidad del mundo, con EE.UU. que para su clase HRS tiene 19 segregaciones y con Australia que segrega en base a los requerimientos de sus compradores partiendo de 8 clases distintas según la aptitud de uso final, ofreciendo diversidad y garantía de calidad.

La industria actualmente es muy exigente respecto a las características de las harinas que deben ser usadas para la obtención de determinados productos, ya que de ellas depende la calidad final y la mayor aceptación por parte del consumidor. Actualmente calidad es lo que demanda el cliente.

La clasificación de la producción triguera en Clases por grupos de variedades y proteína, contribuiría a mejorar la rentabilidad del productor y acopiador. Además, permitiría satisfacer la demanda de la industria y de la exportación, aumentando la credibilidad y confiabilidad de Argentina en el comercio mundial de trigo como país exportador de este cereal.

En el comercio internacional los trigos de calidad tienen un precio diferencial por el costo de aplicar una adecuada tecnología y manejo de la producción, para lograr que llegue a la industria y exportación con la calidad que ha sido generado.

Si Argentina clasificara sus trigos tendría la oportunidad de posicionarse con trigos de calidad en el comercio mundial y competir con mercados como el australiano, americano y canadiense.

Actualmente se está trabajando en una propuesta de clasificación no obligatoria, consensuada por distintos sectores oficiales y privados, incluso por molinos de Brasil, que es promovida por la Asociación Argentina de Productores de Trigos (AAPROTRIGO) y el INTA, y que contempla tres Clases de trigo:

TDA1 Superior (Trigo Duro Argentino 1 Superior): se define como integrantes de esta clase a las variedades del GRUPO 1 de Calidad con 3 bandas de proteína entre 10,5%-11,5%, 11,6%-12,5% y más de 12,5%.

TDA2 Especial (Trigo Duro Argentino 2 Especial): clase formada por las variedades del GRUPO 1 y 2, con las siguientes bandas de proteína: 10% a 11%, 11,1% a 12% y más de 12%.

TDA3 Standard (Trigo Duro Argentino 3 Standard): clase integrada por las variedades del GRUPO 3 con dos bandas de proteína: 10%-11% y más 11%.

Estas clases a su vez se agrupan en 3 regiones trigueras: Norte, Sureste y Suroeste.

El sistema de clasificación por GRUPOS DE CALIDAD y BANDAS DE PROTEINA se viene recomendando desde el INTA de Marcos Juárez hace muchos años. De esta manera la funcionalidad o características industriales de cada clase estará dada por las variedades y el promedio de proteína de cada banda; así se podrá tener trigos clase TDA1, TDA2 y TDA3 con 2 o 3 niveles de proteína cada una. El comprador demandará la clase que sea de su interés, con el nivel de proteína de acuerdo a sus necesidades. La proteína no integraría las clases y pasaría a ser parte de la transacción comercial entre las partes, teniendo un precio diferencial según la banda de que se trate. Así se manejan internacionalmente, especialmente EE.UU.

Las bandas de proteínas se fijarían cada año al comienzo de cosecha de acuerdo a como se presenten las condiciones del cultivo y según zona, ya que hay variaciones entre subregiones trigueras.

Teniendo en cuenta la calidad genética se realizó la categorización de las variedades en tres Grupos de Calidad (Cuadro 1), siendo un paso muy importante para el país en el camino de la clasificación de su producción triguera.

Los parámetros de calidad de difícil medición como alveogramas, farinogramas, etc. estarían contenidos en la variedad. Por lo tanto, para realizar una correcta clasificación no es necesario conocer más qu