Pedirán flexibilizar la ley sobre bioterrorismo

Buenos Aires. El secretario de Agricultura, Miguel Campos, viajará la semana próxima a Estados Unidos para analizar el impacto que tendrá sobre las exportaciones argentinas la ley de lucha contra el bioterrorismo que hoy entra en vigencia y pedir que se otorgue un trato especial a productos tradicionales de Argentina.

12deDiciembrede2003a las09:46

La polémica ley que Estados Unidos aplicará a partir de hoy para reglamentar sus importaciones de agroalimentos provocará la desaparición del 16 por ciento de las grandes empresas que operan con ese mercado y un porcentaje mayor de compañías medianas y pequeñas, evaluó Campos.

Entre otras medidas, la polémica normativa exige que los exportadores se registren y notifiquen con antelación los productos que se enviarán a Estados Unidos, trámites que demandarán contar con un agente especializado en ese país y que incrementará sustancialmente los costos.

Las más perjudicadas por la nueva legislación serán las Pyme, que en muchos casos exportan un sólo producto.

“Nosotros dejamos en claro que estamos de acuerdo en que Estados Unidos tiene que defenderse del terrorismo pero presentamos nuestra preocupación por el lado de que esto podría transformarse en una barrera para-arancelaria”, señaló el funcionario en conferencia de prensa.

“Según informes elaborados por el mismo gobierno estadounidense la ley de bioterrorismo determinará una reducción del 16 por ciento de las grandes empresas que exportan a ese mercado y se estima que a nivel de pequeñas y medianas (Pyme) el impacto será mayor”, advirtió Campos.

El porcentaje apuntado por Campos incluye al universo de grandes empresas de los diferentes países del mundo que actualmente exportan agroalimentos a los Estados Unidos.

Con respecto a las pequeñas y medianas empresas se estima que el impacto será mayor, aunque hasta el momento los estudios no permiten cuantificar el efecto de la medida impulsada por la administración de George W. Bush.

El secretario sólo indicó los efectos de la medida contra el bioterrorismo a nivel global, sin precisar los alcances para las empresas productoras y exportadoras de alimentos argentinas.

“La semana próxima estaremos en Washington para tratar este tema con (la secretario de Agricultura de Estados Unidos) Ann Veneman”, anticipó el secretario. También está previsto una reunión con el comisionado de la Administración para los Alimentos y los Medicamentos (FDA) para la aplicación de la ley contra el bioterrorismo, Mark Mc Clelland.

Campos viajará este fin de semana y entre el lunes y el miércoles próximo mantendrá diversas reuniones en la capital estadounidense “para discutir varios temas y reconstruir el ámbito de confianza mutua en materia agrícola entre ambos países”, puntualizó.

Trato preferencial

Trascendió que Campos pedirá en Washington que se considere un trato preferencial a los países en desarrollo, ya que muchos de éstos podrán afrontar los enormes costos que impone la nueva legislación.

El funcionario pedirá también un estatus especial para determinados productos que históricamente exporta a Estados Unidos, como miel y frutas, entre otros.

Argentina exporta anualmente a Estados Unidos 600 millones de dólares en materias primas y alimentos, lo que provocó preocupación en las autoridades.

En total America Latina exporta 21.700 millones de dólares a Estados; Europa, 12.900; Asia, 13.900 millones de dólares y África, 900 millones.

Entre los productos que exportó Argentina a Estados Unidos en 2002 figuraron las frutas y derivados, con 146,8 millones de dólares; pescados y mariscos, 91 millones; productos de la carne, 56,4 millones; productos de panadería, 48,9 ; vinos y subproductos, 35 millones; té e infusiones, 32 millones; aceites y semillas aceiteras, 26 millones; lácteos y huevos, 24 millones y nueces y preparados, 21 millones de dólares

Temas en esta nota