Nuevo round con Europa para eliminar sanciones por la aftosa

Amaya, presidente del Senasa, viajó a Europa. Tramitará una revisión de las sanciones para enero 2004.

15deDiciembrede2003a las08:41

Argentina presentará en Bruselas nuevos informes sobre la ausencia de fiebre aftosa en el país y reclamará a los sanitaristas de la Unión Europea que levanten la prohibición al ingreso de carnes provenientes de cuatro provincias norteñas por el brote de la enfermedad registrado, a fines de agosto pasado, en la localidad salteña de Tartagal.

La gestión estará a cargo del presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Amaya, quien viajó ayer a Europa para conversar con funcionarios de la Comunidad, con el director general de la Organización Internacional de Epizootias (OIE), Bernard Vallat, y con la ministro de Agricultura de Francia, Isabel Shmitelin.

Uno de los objetivos de la misión es lograr que el Comité Veterinario Permanente de la UE analice la situación argentina en su próxima reunión de enero y reconsidere la prohibición aplicada al ingreso de carne proveniente de hacienda de las provincias de Salta, Jujuy, Chaco y Formosa, por un brote de aftosa de baja incidencia y circunscripto a una localidad fronteriza.

El viaje de Amaya fue acordado la semana pasada durante el encuentro que el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, mantuvo con el comisario de Comercio comunitario, Pascal Lamy, en la Cancillería durante las negociaciones UE-Mercosur.

En la oportunidad, el funcionario europeo transmitió las objeciones que los veterinarios comunitarios hacen a la "falta de confiabilidad" de los sistemas sanitarios del Senasa para garantizar la seguridad y calidad de la hacienda faenada que se remite a Europa como parte de la cuota Hilton.

El titular de la Sagyya replicó que los informes del Senasa a la comunidad europea sobre la ausencia de actividad viral de fiebre aftosa en Argentina incluyen hasta los resultados de las pruebas de laboratorio, "algo que no todos los países se atreven a mostrar".

Asimismo, el secretario destacó que la prohibición europea al ingreso de la hacienda de cuatro provincias, "además de desproporcionada" en relación con la magnitud del brote registrado en dos porcinos de la localidad de Tartagal, se adoptó en base a la información del gobierno argentino lo cual revela la "decisión de actuar con absoluta responsabilidad y transparencia".

No obstante, Lamy insistió en las críticas al sistema de control sanitario argentino y anunció que la misión técnica europea que auditará a los 11 frigoríficos con habilitación suspendida por la UE tras la controvertida disposición adoptada por el ex presidente del Senasa, Bernardo Cané, recién vendrá al país en abril o mayo y no en febrero, como se había señalado anteriormente.

El foco aftósico de Tartagal

El atraso, que perjudicará a las plantas argentinas, no responde a las objeciones sanitarias sino a que los técnicos estarán ocupados en inspeccionar los frigoríficos de los países del este europeo de reciente integración a la Comunidad, explicó el funcionario.

En Bruselas, Amaya presentará "un informe sobre la situación sanitaria de los rodeos argentinos, en especial en la zona de Tartagal, Salta, donde se detectó un foco de aftosa a fines de agosto pasado y explicará las acciones sanitarias de prevención adoptadas en las provincias limítrofes", según el Senasa.

También "analizará los aspectos vinculados a la Conferencia Internacional sobre el Control de Enfermedades Infecciosas Animales por Vacunación organizada por la OIE y que tendrá lugar en Buenos Aires, del 13 al 16 de abril del año próximo", agrega el comunicado.

Ante la ministro de Agricultura de Francia, Amaya tratará temas de "interés para el comercio bilateral" y con el embajador argentino ante la UE, Jorge Remes Lenicov, evaluará las acciones implementadas por el

Temas en esta nota