Lanzan plan para frenar precio de carne a fin del invierno.

La iniciativa apunta a aumentar la oferta de novillos para faena y atenuar la incidencia estacional en el precio al público...

22deJuliode2005a las08:07

El Plan de Impulso Ganadero del Gobierno de Buenos Aires procura mejorar la oferta de novillos y aumentar el peso de los vacunos enviados a la faena para atenuar la cíclica suba del valor de la hacienda que se registra al final del invierno e incide en el precio de venta al público de la carne, señaló el ministro bonaerense de Asuntos Agrarios, Raúl Rivara.

"El Plan de Impulso Ganadero apunta a mejorar la oferta de novillos para que cuando los productores retengan la hacienda a la salida del invierno para aprovechar los pastos de primavera la suba estacional del precio del ganado sea menor", explicó el funcionario.

"Se puede aumentar el número de novillos o subir el peso de la faena y lograr un mayor volumen de carne con la misma cantidad de animales", apuntó.

El ministro consideró que el aumento de la oferta "es la mejor estrategia para evitar la intervención estatal en el mercado", pero admitió que "el Gobierno nacional no puede permanecer indiferente frente a un aumento del precio de la hacienda en un año electoral".

Rivara formuló declaraciones luego de firmar un convenio con el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), mediante el cual la entidad se comprometió a colaborar en la difusión del plan entre los ganaderos bonaerenses para aumentar la producción de hacienda en la provincia.

"La ganadería argentina viene del estancamiento pero enfrenta una perspectiva excepcional y debemos aumentar la producción para superar la etapa de aumento coyuntural de los precios con mayor oferta de hacienda", señaló por su parte el presidente del IPCVA, Arturo Llavallol.

El plan bonaerense proyecta aumentar la existencia ganadera provincial en un millón de novillos hacia el 2007 para lo cual se dispuso la línea de crédito "Fuerza Campo", a través del Banco Provincia, con tasa subsidiada por los ministerios de Asuntos Agrarios y Economía "a un interés fijo del 8 por ciento anual, en pesos, a 6 años de plazo con uno de gracia para el pago de capital" explicó Rivara.

Los préstamos, de hasta 200 mil pesos por productor (sólo en casos excepcionales pueden alcanzar a 300 mil pesos) se complementan con asesoramiento de técnicos que visita periódicamente el campo y aconseja al productor en el manejo del rodeo, para lograr mayor índice de preñez y menor tiempo de destete, e implantar pasturas.

"Para esta primera etapa (iniciada en diciembre de 2004) hay 100 millones de pesos, de los cuales ya se otorgaron más de 40 millones y otros 35 millones están en trámite", precisó el ministro.

Los préstamos se gestionan en las zonas de cría contra la presentación de un proyecto productivo que es "evaluado por delegados de la comuna y de las entidades ganaderas que conocen al productor. También por un funcionario del Ministerio de Asuntos Agrarios y el trámite no demora más de 30/40 días", agregó.

Asimismo se "fijaron 11 campos demostrativos de productores convencionales de la Cuenca del Salado, con créditos de honor a devolver con las ganancias, y asesoramiento técnico para que los vecinos vean cómo es posible, con simples prácticas de manejo, subir la producción de 90 a 150/200 kilogramos/novillo por hectárea", indicó.

Para demostrar la importancia de aumentar el peso de los animales, el ministro indicó que "si logramos subir 50 kilogramos el actual peso promedio de la faena, de 217 kilogramos por animal, elevaríamos un 20 por ciento la oferta de carne con el mismo número de cabezas".

Al respecto, el vicepresidente del IPCVA, Miguel Schiariti, apuntó que "a pesar de que la faena cayó un 4,5 por ciento en número de animales en los últimos cinco meses, el aumento del peso promedio de las reses, de 210 a 217, permitió mantener el mismo volumen de prod

Temas en esta nota