Por la falta de agua, el trigo muestra una evolución despareja.

En la zona central de la región pampeana se registraron lluvias entre el viernes y el domingo pasado...

29deJuliode2005a las09:02

En la zona central de la región pampeana se registraron lluvias entre el viernes y el domingo pasado. Sin alcanzar grandes volúmenes, los mayores aportes se concentraron en la provincia de Buenos Aires. En otras zonas (norte de La Pampa, sur de Santa Fe y sur de Entre Ríos), los registros fueron del orden de los cinco milímetros, con más irregularidad. Los días continuaron siendo fríos y mayormente nublados. A partir del lunes cambiaron las condiciones, con menor nubosidad, ambiente más seco y leve aumento de la temperatura. Las zonas con sequía siguen padeciendo falta de agua, salvo casos aislados que recibieron alguna precipitación ocasional.

En la provincia

Traslasierra. No han ocurrido precipitaciones en los últimos días; sólo alguna nevada en las sierras. Las temperaturas permanecieron bajas con el registro de heladas. El lunes comenzó a elevarse la temperatura y se sucedieron días más soleados. La situación general continúa crítica, con bajo nivel de agua en el dique. La mayor actividad está, por estos días, en la cosecha de papa.

Cruz del Eje. Sigue también sin llover. Luego de varios días nublados, el domingo pasado comenzó a despejarse y, a partir de ese momento, los días son más templados. La situación hídrica continúa siendo muy deficitaria, lo mismo que hacia San Marcos Sierras, con diques muy bajos. La actividad mayor se concentra en los cultivos de ajo y cebolla. La oferta de forraje es muy pobre.

Norte. El panorama sigue siendo muy similar al de los últimos tiempos, pero con una leve reacción a partir de las lluvias de semana pasada, que en los alrededores de Villa de María del Río Seco alcanzaron a 20 milímetros. A partir de este registro se observa una ligera recuperación en los trigos y en los campos naturales y pasturas.

Este. En la zona de Freire, la condición es de falta de agua. El fin de semana llovieron unos cinco milímetros y la zona acumula en las últimas dos semanas un aporte de 18 milímetros. Esto aportó una leve mejoría, pero se sigue observando que el ambiente general es de sequía. Los trigos se sembraron en menor superficie, como consecuencia de la falta de humedad adecuada. Por el momento, el cultivo está en buen estado, pero dependerán de la ocurrencia de precipitaciones.

La oferta de forraje es limitada, pero todavía hay algo de pasto a campo y los ganaderos están suministrando suplementos. Se han ido preparando los barbechos para soja y maíz.

Sudeste. En la zona de Marcos Juárez, los trigos tempranos están muy buenos, en pleno macollaje, los más tardíos con entre tres y cinco hojas. No se observan plagas ni enfermedades de consideración. Las siembras se realizaron, empleando un buen paquete tecnológico, con buenas dosis de fertilizantes, aunque bajó la superficie sembrada. Se están realizando los barbechos para gruesa, tanto para maíz como soja. La oferta de forraje es algo limitada, pero se usan reservas.

En la zona cercana a Cavanagh, la condición general es buena. Se registraron algunas lloviznas en el último fin de semana, con un aporte total de siete milímetros.

Con esta cantidad se mantiene la humedad del suelo en valores aceptables, dado el bajo consumo de la época. Los trigos se sembraron un poco tarde y ahora están iniciando el macollaje los primeros lotes. Se han realizado ya barbechos para gruesa, tarea que continúa. Hay aceptable disponibilidad de forraje y se cuenta con reservas.

Sur. En la zona aledaña a Laboulaye ocurrieron precipitaciones muy favorables: rondaron entre 30 y 40 milímetros.

El trigo se sembró en menor superficie por la sequía; luego de las lluvias mencionadas se hizo algo más con ciclos cortos, pero el área final se verá bastante reducida. Lo que no se sembró con trigo pasará a soja y algo

Temas en esta nota