China, una oportunidad para la venta de granos

Además de las diferentes cuestiones productivas de China, que tuvimos la oportunidad de conocer durante un viaje organizado por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola...

03deSeptiembrede2005a las07:47

Dalian, China.- Además de las diferentes cuestiones productivas de China, que tuvimos la oportunidad de conocer durante un viaje organizado por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea), junto con 35 productores y técnicos argentinos, el sistema comercial del gigante asiático se reservó un capítulo especial en el itinerario que trazamos, debido al especial interés que representa para nuestro país.

A partir de varias entrevistas, visitas a los campos, puertos y mercado de futuros y opciones, nos encontramos con un sistema comercial muy distinto del nuestro, fundamentalmente porque mira para adentro. Todo está pensado para abastecer la demanda de alimentos y de forrajes en el territorio nacional, con sus grandes extensiones y una falta importante de organización en lo que hace a la logística.

China produce 478 millones de toneladas de cereales y consume 491 millones de toneladas. Ese déficit se cubre con importaciones, que representan el 4% del consumo total. Es importante subrayar que este país es el primer productor de arroz, el segundo de maíz y trigo y el cuarto productor de soja del mundo.

El sistema comercial tiene dos subsistemas bien diferenciados. Uno por el que fluye la producción interna (la mayor parte) y otro por el que ingresa la producción del exterior. Pero para entender la cadena china hay que partir de la base de que cada familia explota entre 0,6 y 1,5 hectárea. Por esta razón, las ventas de esas parcelas son muy pequeñas en volumen y están muy atomizadas en el tiempo. La totalidad de las operaciones que realizan los productores es en bolsa, y la mayoría llega así a su destino final.

Los actores que se pueden identificar en la cadena son los productores, las cooperativas y los operadores primarios. Estos últimos juntan lotes para hacerlos atractivos a las industrias o a las plantas procesadoras de alimentos. También operan grandes empresas, como Cofco, que forman diferentes joint ventures (alianzas de negocios) con traders (operadores) internacionales.

Mercado de Futuros

El Dalian Commodity Exchange (DCE) es el mercado de futuros y opciones de productos agropecuarios que más opera en el país. Funciona en la ciudad homónima y tiene la particularidad de que, si bien es totalmente electrónico, los operadores comparten el espacio físico.

En las operaciones, los contratos de soja china (no OGM) están separados de la soja importada (OGM), con una diferencia de precio del orden de 1 a 2%, según el momento del mercado. En la campaña pasada, este mercado concentró las operaciones del 30% de las toneladas que se comercializaron en el país. El volumen de contratos viene creciendo al 41% anual.

No hay mercados de arroz, debido a que este producto está totalmente regulado por el Estado nacional. Este cereal es tan importante para la alimentación de los chinos que el Estado se reserva el derecho de manejarlo. De hecho, existen precios mínimos (que, según los tipos de arroz, varían entre 175 y 187,5 dólares por tonelada) sostenidos por el Gobierno para evitar quebrantos en los productores y la posterior disminución de la producción.

China se abastece de soja de tres orígenes básicos (EE.UU., Brasil y la Argentina) en proporciones similares. Algunos comentarios de compradores y procesadores de soja de origen argentino fueron los siguientes: "la soja argentina tiene menos aceite, aunque en esta campaña mejoró y se redujo el porcentaje de cuerpos extraños"; "después de un período de almacenaje, la soja argentina conserva mejores condiciones de calidad respecto de la de Brasil", y "la soja argentina está a 40 días del puerto chino, contra 18 o

Temas en esta nota