Las retenciones generan pérdidas al sector lechero

«Los precios que paga el consumidor por lácteos crecieron 106% mientras que el precio de la materia prima aumentó alrededor de 260%»

Por
21deOctubrede2005a las15:04

«Los precios que paga el consumidor por lácteos crecieron 106% mientras que el precio de la materia prima aumentó alrededor de 260%», según informó en uno de sus editoriales «La voz del tambo», órgano informativo de la Junta Intercooperativa de Productores de Leche.

Por su parte, el gobierno nacional, en una situación preeleccionaria, está apelando a todos los recursos de que dispone para mantener el nivel de precios sin necesidad de enfriar la economía. Así aparecieron los acuerdos de precios, y en algún caso, como el que le tocó sufrir al sector lechero, el aumento de las retenciones a la exportación; aseguró la Junta que reúne a Manfrey Cooperativa de Tamberos de Comercialización e Industrialización Ltda., SanCor Cooperativas Unidas Limitada y la Suipachense Cooperativa de Productores de Leche Ltda., entre otras.

La Junta también afirmó que algunos economistas oficiales, y otros que pretendían serlo, han tratado de justificar el aumento de las retenciones. En general, se escuchan dos tipos de argumentos. Uno de ellos tiene más de 40 años de antigüedad, con un fuerte sesgo ideológico, y parte de la idea de la existencia de una «renta» extraordinaria originada en las bondades naturales de suelo argentino, que debe ser apropiada por el conjunto de la sociedad. Como todo argumento ideológico, es necesario contrastarlo con la evidencia empírica, que dice que mientras predominó este pensamiento en la política argentina, nuestra producción agropecuaria languideció, como ocurrió, por ejemplo, en gran parte de la década del ''80.

El otro argumento, más pragmático, esgrime que las retenciones son el precio que hay que pagar para tener un tipo de cambio alto, que en última instancia es el factor que está detrás de la recuperación económica nacional. Sin embargo, con una retención de 15% a las exportaciones de productos lácteos, el tipo de cambio real ( medido como la relación entre el tipo de cambio nominal y los precios mayoristas) es hoy en día prácticamente similar al que teníamos en diciembre de 2001.

• Precios

A estas alturas, la Junta se pregunta: ¿qué ha cambiado entonces? La diferencia está dada por el comportamiento de los precios internacionales, que hoy se encuentran en un nivel muy superior al que tenían al final de la convertibilidad. En diciembre de 2001, el precio medio de la leche en polvo entera era de 1.650 dólares por tonelada, mientras que en este momento ya lleva más de un año por encima de los 2.000 dólares por tonelada.

En síntesis, «descartado el argumento ideológico, tampoco tiene mayor sustento el argumento pragmático, ya que la situación de la lechería no depende del tipo de cambio, sino de los precios internacionales, básicamente», afirmó el organismo.

Y continúo: «En todo caso, el tipo de cambio real, que se sostiene mediante el retraso de algunos precios clave de la economía, en particular el salario, ha producido una reacomodación de mercados, privilegiando la exportación, en desmedro del mercado interno».

Temas en esta nota