La FAA rechaza la idea de importar carne

Se desató la polémica entre ruralistas ante la idea surgida desde la Sociedad Rural y las Confederaciones Rurales

24deNoviembrede2005a las08:40

Se desató la polémica entre ruralistas ante la idea surgida desde la Sociedad Rural y las Confederaciones Rurales, que propusieron importar carne desde Brasil y Paraguay para abastecer el consumo interno con un producto más barato.

La Federación Agraria Argentina replicó: “Plantearon un remedio que bien puede ser peor que la enfermedad”.

La Federación Agraria Argentina salió ayer a criticar la propuesta de la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) de importar carne vacuna desde Paraguay y Brasil para bajar los precios, y aseguró que estas entidades “plantearon un remedio que bien puede ser peor que la enfermedad”.

La entidad que preside Eduardo Buzzi dijo que la propuesta de traer carne del exterior “implicaría un alto riesgo para el estado sanitario” del país ya que, según consideró, “los eventuales proveedores podrían ser países de la región, algunos con aftosa y otros con dudosos controles”.

Sin nombrarlos, Buzzi aludió así a Brasil, donde se detectaron focos de aftosa en algunos Estados del sur, y a Paraguay, cuyo sistema de control es cuestionado por los ganaderos locales.

“INQUIETANTE”. Frente al aumento de la carne vacuna para el consumo interno, el Gobierno decidió triplicar las retenciones a la exportación llevándolas del 5 al 15 %, decisión que la Federación Agraria dijo no compartir.

Sin embargo, consideró que “resulta más inquietante aún que dos importantes entidades del sector, la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales, hayan formulado una propuesta que rechazamos”.

“Terminantemente, no compartimos esta posición”, aseveró la entidad, ya que “podría exponer a la Argentina a sanciones parecidas a las que están sufriendo naciones limítrofes, generándonos un abierto retroceso en materia sanitaria”.

Asimismo, la Federación Agraria advirtió que “la gente consume carne de baja calidad mientras los grandes ganaderos (un 10 % de los productores) y la corporación de frigoríficos seguirán haciendo pingües negocios con la exportación de nuestras mejores carnes”.

RECLAMOS. Por otra parte, la entidad reclamó que los fondos procedentes de las retenciones a las exportaciones “se apliquen a un efectivo plan ganadero nacional” que permita apuntalar la actividad de los pequeños y medianos productores.

Aseguró que “la mirada debe posarse sobre el supermercadismo y otros actores de la cadena que provocan aumentos desproporcionados, medrando con el esfuerzo de muchos y con la población, a la que obligan a pagar precios que nada tienen que ver con lo que perciben los auténticos productores”.
Asimismo, la FAA consideró que “sería de alta importancia que se establezca un programa de se promoción de carnes alternativas, como ovina, porcina, aviar”.

Reclamó también “desmontar el poder de los grupos concentrados y oligopolizados de la economía, acuñados durante los 90, que tienen la capacidad de ser formadores de precios y hasta de opinión”.

La Rural, a favor de la propuesta

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens, avaló ayer la propuesta de importar carne vacuna de países del Mercosur para frenar la tendencia alcista de ese producto en el mercado local.

“Nosotros pedimos medidas de mediano y largo plazo, como un plan ganadero que permita proyectar inversiones. Pero en esta coyuntura, con suba de precios, una de las pocas soluciones pasaría por importar carne de países del Mercosur”, sostuvo el dirigente.

Miguens explicó que “de golpe, apareció una demanda muy importante, tanto del consumo interno como externo. En el plano local, pasamos de un consumo de 50 kilos por persona por año en 2001 a 65 kilos”.

“Hoy, el stock ganadero está estancado y por eso, no tenemo

Temas en esta nota