Al precio lo pondrá la demanda - Por Ignacio Iriarte (*)

En el mediano plazo, tanto la demanda interna como externa podrían superar en el mundo a la oferta de carne.Se deberían registrar otros tres años de liquidación de vientres, al ritmo actual, para que la oferta local caiga 200 mil toneladas.

Por
25deJuliode2008a las17:21

Todo está armado para que se exporte lo menos posible. Para que el mercado interno se sature de carne, bajen los precios del ganado y, a la larga, los valores al mostrador se reduzcan marginalmente.

Varios frigoríficos exportadores que hemos consultado nos dicen que de acá en más, sólo podrán exportar entre el 30 y el 40 por ciento de lo que venían embarcando hasta marzo, cuando se distribuía el cupo de 40 mil toneladas mensuales.

Varios empresarios nos aseguran que mientras dure esta normativa faenarán sólo novillos, porque deben darle prioridad a los negocios de exportación de alto precio que sólo se pueden hacer con carne de novillo trazado y porque además deben tener un sobrante (75 por ciento restante) de la mejor calidad posible para poder competir con éxito en el mercado interno.

"En los últimos años hicimos grandes volúmenes de vaca a Rusia, pero ahora, obligados a optimizar el pequeño volumen que podemos exportar, nos limitaremos a faenar sólo novillos. No se quién, fuera de una empresa, va a comprar tantas vacas como se están liquidando, porque el negocio del termoprocesado sólo lo pueden hacer pocas empresas, que no pueden absorber la cantidad de vacas que mensualmente se ofertan, y que recién ahora están reabriendo sus cocinas", aseguran los industriales frigoríficos.

Menor existencia. Los datos preliminares de la primera vacunación contra la aftosa de este año estarían indicando una caída del stock cercana al millón de cabezas con respecto a igual campaña del año pasado.

Se daría una caída muy fuerte en Buenos Aires, cercana al millón de cabezas, y caídas moderadas en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Pero seguiría el incremento de las existencias que se venía dando en años anteriores en Corrientes, Chaco, San Luis y Santiago del Estero.

Estos datos ratifican que la tendencia es a la liquidación del stock, pero a una tasa moderada, del orden de entre 1,5 y dos por ciento anual.

Con una tasa de extracción de equilibrio del 27 por ciento, el stock debería caer otras 3,7 millones de cabezas para que recién entonces se pierda un millón de cabezas anuales de faena.

En otras palabras: a este ritmo, deberían registrarse otros tres años de liquidación, para que recién entonces la oferta de carne caiga unas 200 mil toneladas anuales con respecto a los 3,2 millones de toneladas que se producen hoy en día.

El mapa ganadero. E stock cae fuerte en la zona mixta del área pampeana, pero crece en forma muy importante –aunque sin llegar a compensarlo– en las zonas extrampampeanas, por lo que la caída neta de las existencias no permite augurar en el corto y mediano plazo un faltante tal de carne como para cambiar la tendencia actual del mercado.

En los próximos años, entonces, el factor determinante en la formación de los precios de la carne y de la hacienda será la demanda, no la oferta.

Tanto la demanda interna como la demanda externa probablemente superarán acá y en el resto del mundo a la oferta durante los próximos años.


(*) Analista del mercado ganadero y de carnes.

Temas en esta nota

    Cargando...