Acalorado debate por la reestatización de Aerolíneas

El oficialismo y la oposición exponen sus posturas en el Senado; el valor y la deuda de la empresa son las claves de la discusión; se espera un largo debate.

Por
03deSeptiembrede2008a las16:46

Con una sesión que se espera sea larga y esté dominada con duros cruces entre oficialistas y opositores, el kirchnerismo en el Senado confía en sancionar hoy la ley para reestatizar Aerolíneas Argentinas y Austral, el primer proyecto impulsado por la Casa Rosada tras el duro revés por las retenciones móviles.

Para ello, asegura contar con los votos necesarios, más de 36, para aprobar la iniciativa que obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados el 22 del mes pasado.

En este clima, desde poco después de las 11 se lleva adelante el crucial debate en la Cámara alta.

Un mes y medio después de su histórico voto "no positivo" en contra de la resolución 125, el vicepresidente Julio Cobos vuelve a estar al frente de una sesión en el Senado.

Posiciones enfrentadas. En la primera parte de la discusión, el presidente de la Comisión de Transporte, el kirchnerista Eric Calcagno, miembro informante del oficialismo, aconsejó aprobar el proyecto, porque, afirmó, "es el instrumento necesario para darle al Gobierno una herramienta de reincluisión de Aerolíneas en un proyecto industrial".

Además, el senador planteó que el proyecto oficial "impide que se interrumpa y destruya el servicio aerocomercial en la Argentina".

El encargado de refutar la férrea defensa de Calcagno fue el radical Gerardo Morales, que apuntó contra Marsans, el grupo español controlante de Aerolíneas y Austral. "Lo que Marsans nos tira en la cara es una empresa quebrada", disparó el senador jujeño.

Aunque concedió que comparte el objetivo oficial de "rescatar" las líneas aéreas, remarcó su rechazo a que el Estado se haga cargo del pasivo de las empresas.

Por otra parte, embistió contra el secretario de Transporte, Ricardo Jaime. "Acompañó y convalidadó el vaciamiento que ha realizado Marsans", afirmó.

Tal como ocurrió en la Cámara baja y durante la ronda de consultas realizada en el Senado, el debate en el recinto girará en torno al valor de las líneas aéreas y el destino de la deuda que acumulan y que, según las estimaciones, asciende a 890 millones de dólares.

Allí residen, justamente, los principales cuestionamientos de la oposición y de algunos senadores de la oposición. En particular, reclaman que en la ley que el kirchnerismo pretende aprobar, quede expresamente eliminada el acta acuerdo que el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y el grupo Marsans, controlante de Aerolíneas y Austral.

Diferencia. Ocurre que el proyecto que se discute en el recinto habilita a la administración de Cristina Kirchner a comprar las acciones de las líneas aéreas, previa valuación de las empresas por el Tribunal de Tasación de la Nación, que deberá ser refrendada por el Congreso.

Sin embargo, en el acta firmada por Jaime y Marsans el 17 de julio pasado con el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, un acta acuerdo que contemplaba un sistema diferente. Además del Tribunal de Tasación, establecía una valuación por parte de Marsans. Si ambas cotizaciones no coincidían, se debía recurrir a un tercer tasador internacional cuyo fallo sería inapelable.

Temas en esta nota

    Cargando...