Insisten que en dos años habrá que importar carne

Coincidencia de dirigentes y productores pampeanos.

Por
30deSeptiembrede2008a las07:30

Dirigentes y productores pampeanos nucleados en el ruralismo confederado coincidieron ayer en afirmar que "en dos años" el país deberá "importar carne" vacuna, debido a la decisiones sectoriales que "el Gobierno no quiere tomar".

Javier Jayo Ordoqui, ex titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y actual secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), afirmó que el desarrollo de la ganadería bovina en el país "depende de una política de Estado, ya que el Gobierno demora decisiones que no quiere tomar, no busca enfrentar los problemas".

En sintonía con productores pecuarios nucleados en CRA y sus pares del gremialismo ruralista, consideró que "hoy el campo está actuando con menor producción, en prácticamente todas las actividades".

"Tenemos menos leche, carne, trigo, maíz y eso está definido por políticas de Estado, que genera este Gobierno. Si queremos volver a ser un país que crece necesitamos que se modifique esto", precisó en diálogo con la prensa. Agregó que en la medida en que siga planteándose esta situación (respecto de no buscar soluciones a los problemas sectoriales), esto se reflejará en una "vertiginosa desaparición de productores y esa desaparición no la podemos tolerar. Por eso manifestamos el descontento de nuestra gente", enfatizó.

"Nosotros ya no sabemos cómo advertirle al Gobierno que en dos años más estaremos importando carne, pero lo repito, es una política de Estado. Es el Estado el que genera estas políticas y el que hace que el país del trigo hoy produzca la mitad que hace unos años", explicó el dirigente.

En la misma línea de cuestionamientos, Jayo Ordoqui sostuvo que "ya sabemos que este Gobierno miente en prácticamente todos los estamentos y la falta de credibilidad es total. Cuando el Gobierno dice algo basta ver la cara de la gente para entender lo que sucede. El Gobierno miente con el Indec, con la inflación, con las cifras, entonces muchas veces pasa a ser una lamentable anécdota", amplió.

En su opinión, los productores atraviesan un mal momento porque no pueden producir, así como que el campo argentino se caracterizó por una gran competitividad y un gran esfuerzo para poder llevar adelante sus planteos productivos.

"Esa competitividad que el Estado no tiene, la tenía el productor argentino, pero ahora el Estado no le permite actuar como debería. A todo esto hay que agregarle una sequía muy grave que pega fuerte en quienes producen", amplió, en referencia a los daños irreversibles que la falta de lluvias ya provocó en las regiones productivas núcleo del país.

Temas en esta nota

    Cargando...