La seca no detiene los trabajos sobre barbechos para la soja

La marcada falta de humedad en los suelos afectó los rendimientos y la calidad actual de los trigos. La empresa Javicho avanza en las tareas de aplicación de herbicidas. El campo sufre por la falta de agua

Por
10deOctubrede2008a las17:27

En esta época del año la falta de lluvia es una constante en las zonas productoras de granos del NOA. Sobre todo en la franja del Este tucumano y Oeste santiagueño. De manera que hay tomar los recaudos necesarios y avanzar en las tareas culturales con vista a la próxima campaña de granos gruesos, señaló el administrador de la Finca Javicho, Horacio Mariona.

“La falta de lluvia complicó a los trigos y si a esto le sumamos la helada de septiembre, la situación es muy complicada y los resultados están a la vista”, remarcó.
Mariona explicó que los rendimientos son irregulares, aun en los lotes que estuvieron menos expuestos a las condiciones de sequía y a los efectos de las heladas, que actualmente estan siendo trillados, destacó Mariona.

“Pese a todo los inconvenientes estamos trabajando en la aplicación de barbechos para la siembra futura de soja. Queremos estar avanzados en estas tareas cuando lleguen las lluvias de fines de la primavera y comienzo del verano, que hacen aporte hídrico que necesitamos en los pérfiles del suelo para los cultivos de verano. En nuestro caso, me refiero a la soja y al maíz”, afirmó el técnico.

La falta de humedad edáfica dificulta y condiciona la aplicación de herbicidas, pero con cierta técnología se puede llevar adelante este proceso con exito, aseguró Mariona.
“Disponemos en el establecimiento de una central meteorológica automática, que tiene distribuidos sensores en diferentes lotes del campo. Si se dan condiciones de temperaturas moderadas y humedad atmosférica superior al 50%, entonces realizamos los barbechos durante la noche. Para ello usamos una pulverizadora terrestre de última generación, con piloto satelital y un excelente sistema de luces, para aplicar los herbicidas durante unas 12 horas, desde las 7 de la tarde hasta el amanecer del día siguiente”, resaltó.

“Es cierto que la falta de agua en los suelos es crítica para realizar las aplicaciones, pero con esta metodología se pueden efectuar los controles, principalmente de maleza de hoja ancha -como el cardo real-, que está complicando a los productores de toda la zona sojera. Pero aún co n la seca puede ser controlada para evitar los inconvenientes que genera luego esta maleza y otras, en la siembra directa”, subrayó Mariona.

Respecto de la próxima campaña, dijo que la siembra se definirá una vez que los suelos tengan suficiente humedad para recibir la semilla. De la situación económica y política actual, apino que hay incertidumbre en todas las escalas productivas granarias.

Temas en esta nota

    Cargando...